Jacqueline Bracamontes
La actriz y presentadora mexicana Jacqueline Bracamontes.
AFP
17 Ene 2020 10:08 AM

"Mi bebé llevaba muerto tres días": La dura historia de actriz mexicana

María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs
La actriz y presentadora perdió a uno de sus hijos, a quien llamaría Martín.

La actriz y modelo mexicana Jacqueline Bracamontes se sinceró sobre un duro episodio que sufrió en 2013 cuando perdió a su pequeño hijo Martín, quien sería mellizo con su hija Jacky, que hoy en día tiene seis años.

La también modelo disfrutaba de su primer embarazo y contaba las semanas para conocer a sus pequeños Martín y Jacky, sin embargo a la semana 34 de gestación comenzó a sufrir contracciones y tuvo que ser hospitalizada para someterse a una cesárea de urgencia porque algo no estaba bien con sus bebés.

"Lo más fuerte que me ha tocado vivir es la muerte de mi bebé. A la hora del parto cuando entramos pensábamos que estaban los dos bebés, porque ellos buscaban los latidos de su corazón y oían el de Jacky y al otro lado escuchaban y decían aquí está el del niño", relató durante el programa digital 'Roger González Presenta'.

Pero no estaba todo bien. El corazón que oían era solo el de la pequeña Jacky y los otros sonidos que pensaron, eran del pequeño Martín, solo se trataba del eco de los latidos de la niña.

"El bebé ya llevaba tres días muerto y no nos habíamos dado cuenta", contó en medio de melancolía la reconocida presentadora, quien está casada con el empresario y piloto de autos, Martín Fuentes.

Jacqueline Bracamontes y Martín Fuentes
Jacqueline Bracamontes y su esposo Martín Fuentes.
AFP

Su esposo estuvo presente en el parto y también sufrió al ver que los médicos no encontraban al pequeño Martín y les confirmó que algo estaba mal.

"Mi marido vio todo en la cirugía y yo estaba preocupada pero oí un llanto, y el doctor dice: 'Jacky bien, Martín mal', yo no veía nada. Luego dijo: 'algo está mal con el bebé', me traen a la bebé y le doy un beso y le digo: vamos a rezar por tu hermano", agregó.

Jacqueline Bracamontes entró en un momento de estrés y tuvieron que sedarla. "Desperté unas horas después y me dijeron lo que había pasado (...) lloré durante mucho tiempo, día y noche durante 20 días. Llorando porque mi hija estaba en terapia intensiva en el hospital y rezaba porque estuviera bien, y llorando por la pérdida que había tenido".

Por mucho tiempo se preguntó por qué Dios se llevó a su hijo, pero dice que ahora entendió que no era el porqué sino el para qué. 

"Ahora entendí que es algo que no voy a superar nunca, se aprende a vivir con ese dolor, pero nunca se supera. Entendí que Martín vino a salvarle la vida a mi Jacky porque si ella estuviera sola, ella se habría ido. Ahora tengo un angelito que cuida a mis cinco hijas, y me siento bendecida y afortunada", puntualizó durante la entrevista.

Fuente
Sistema Integrado Digital