18 Nov 2017 04:13 AM

DIOS ES NUESTRA ROCA 

DIOS ES NUESTRA ROCA 

Por Sue Carloni (Wisconsin, EE.UU.) 

Tomado del Aposento Alto 

 

Sue es una mujer que participa de clases acuáticas para enfrentar la esclerosis múltiple cada semana. Sus amigas y ella se ejercitan estando de pie dentro del agua y cogiéndose del borde de la piscina. 

En una ocasión, no había suficiente espacio en el borde de la piscina así que Sue se acercó a la cuerda que divide los carriles para sostenerse.  

Todo marchaba bien con el ejercicio hasta que de repente perdió el equilibrio. Por esa situación Sue quedó bajo el agua. El instructor saltó a la piscina y la rescató, haciéndole prometer que se apoyaría del borde de la piscina a partir de ese momento. 

En algunas ocasiones como Sue, no podemos, o somos muy tercos para pedirle ayuda a Dios. Pero Dios sabe que necesitamos ayuda.  

¿Cuántas veces nos ha apoyado Dios, ya sea física, emocional o espiritualmente cuando estamos hundiéndonos?  

El Señor es la roca en quien podemos depender. 

Cuando las lluvias de la vida nos abruman, podemos depender de Dios. 

Afirma el Salmo 31:2 “Inclina a mí tu oído oh Dios y acude pronto a socorrerme. Sé tú mi roca protectora, la fortaleza de mi salvación”. 

 

Bendiciones para todos