18 Oct 2016 07:08 PM

EL ÁLBUM DE FOTOGRAFÍAS

EL ÁLBUM DE FOTOGRAFÍAS

Una fotógrafa fue contratada por una mujer madura para realizar una sesión fotográfica con la que sorprendería a su marido.

La dama usaba talla 46 y había sido madre en varias ocasiones, pero aun así se mostró sensual en la sesión, divertida y muy segura de sí misma. La fotógrafa quedó muy satisfecha con el resultado, sin embargo la clienta le hizo un requerimiento: darle retoques a las imágenes para eliminar marcas rojas, grasa, estrías y arrugas.

La experta en fotos aceptó y al otro día le entregó un álbum con todo el trabajo a la señora, con el que ella se mostró encantada.

Meses más tarde la fotógrafa recibió un inesperado correo electrónico del marido de la clienta que decía.

“Cuando mi mujer me dio el álbum y lo abrí, se me hundió el corazón. Se nota que las fotografías son un trabajo hermoso pero no son de mi esposa. Usted ha hecho que cada uno de sus defectos desaparezcan, y aunque estoy seguro de que eso es exactamente lo que ella le pidió que hiciera, al borrarlos se fueron también las marcas de nuestra vida juntos.

Cuando borró las estrías, se llevó la prueba de vida de nuestros hijos. Al quitar sus arrugas, las marcas de expresión de las risas y preocupaciones que hemos pasado juntos durante muchos años. Cuando le quitó la celulitis, los momentos en que ha cocinado y cuidado de nosotros.

Fue al ver esas imágenes irreales, cuando me di cuenta de que, sinceramente, no le digo a menudo a mi esposa lo mucho que la amo y adoro como es, con todos sus defectos.

Ciertamente lo escucha tan poco que ella ha creído que estas imágenes con retoques son realmente lo que yo quería y necesitaba ver. Sinceramente, debo hacerlo mejor, y para el resto de nuestros días celebrar cada imperfección.

Gracias por el recordatorio.