8 Feb 2017 06:39 PM

EL ÁRBOL DE MANZANAS

EL ÁRBOL DE MANZANAS

Hace tiempo, un niño amaba un árbol de manzanas y todos los días jugaba alrededor de él.

Pasaron los años, el pequeño creció y no regresó al enorme árbol.

Con el paso de los días regresó y el árbol le dijo: “¿Vienes a jugar conmigo?”

– “No. Necesito dinero”, dijo el adolescente.

“Te sugiero que tomes mis manzanas y las vendas para obtener dinero” dijo el árbol.

El muchacho así lo hizo pero no regresó.

Tiempo después, el joven volvió pero con más años. Necesitaba madera para construir la casa de su familia y el árbol le dio sus ramas,  pero luego despareció. Años más tarde regresó, el hombre ya estaba viejo y el árbol le dio su tronco para que construyera una barca para descansar.

Finalmente retornó después de muchos años y el árbol le dijo: “Lo siento pero ya no puedo darte nada, solo tengo mis raíces muertas”.

El viejo hombre se recostó en ellas y descansó.

Amigos, el árbol son nuestros padres. Cuando somos niños, los amamos y jugamos con ellos. Cuando crecemos los dejamos. Sólo regresamos cuando los necesitamos.  Ellos siempre están allí para darnos todo lo que puedan para hacernos felices.

Valoremos a nuestros padres mientras los tengamos a nuestro lado.

Bendiciones para todos.