19 Sep 2016 08:53 PM

EL JUGADOR DE FÚTBOL

EL JUGADOR DE FÚTBOL

Un muchacho vivía solo con su padre y  tenían una relación muy especial.
El joven pertenecía al equipo de fútbol del colegio, pero siempre estaba en la banca, sin embargo su padre lo acompañaba a todos los partidos.

Con los años partió del lado de su padre, comenzó en la universidad, intentó entrar al equipo y lo logró, pero siempre en la suplencia.

Preciso unos minutos antes del primer juego de la eliminatoria, el entrenador le entregó un telegrama, el joven lo tomó y luego de leerlo quedó en silencio.  Temblando le dijo al entrenador: “mi padre murió esta mañana.

El Director Técnico lo abrazó y le dijo “tómate la semana libre hijo y no se te ocurra venir el sábado”

El joven llegó el sábado al partido, suplicó que lo pusieran de titular, entró marcó el gol del triunfo y fue la figura de la cancha.

Finalizado el partido el entrenador le preguntó en el camerino cómo lo había hecho. El muchacho respondió  “Mi padre era ciego, asistió a todos mis juegos, pero hoy era la primera vez que él podía verme jugar desde el cielo y por ello quise mostrarle que si podía hacerlo”.

Siempre existe alguien que está orgulloso de ti, quiere sujetar tu mano, abrazarte y te considera un tesoro.  Es Dios quien te observa y te mira.

Dice el Señor en su palabra en Colosenses 3:23 “Todo lo que hagan, háganlo de corazón, como para DIOS y no para los hombres.