2 Feb 2017 07:33 PM

UN MENSAJE DE DIOS

UN MENSAJE DE DIOS

Por Sra. Amy Grenoble (Pensilvania, EE.UU.)

Tomado del Aposento Alto

 

Amy es una mujer que por años ha luchado con un trastorno alimenticio. De niña recibió burlas en la escuela. Al crecer su autoestima se fortaleció y el trastorno desapareció. Pero, luego de muchos años de vida “sana”, el desorden regresó más fuerte.

Amy se vio obligada a dejar su trabajo e ingresar a un hospital para un nuevo tratamiento. Después de casi un mes y medio en el hospital y meses en cuidados intensivos, volvió a casa.

Aún lucha en la recuperación. Sus días están llenos de batallas mentales, oraciones desesperadas y por supuesto, citas con los médicos.

Amy guardaba resentimiento contra personas que decían haber escuchado la voz de Dios.

Una mañana tuvo su propio encuentro con Dios. Sentada en la sala de un consultorio, vio en el piso un trozo de papel cerca a sus pies que decía “Nunca te des por vencida. Nunca te rindas”. Ese día sintió que Dios le hablaba.

Puso esa motivación anónima en un lugar visible y aceptó con gratitud que Dios utiliza cualquier método para alcanzarnos y darnos exactamente lo que necesitamos.

Afirma la palabra de Dios en el Salmo 31:24 “Den ánimo y valor a sus corazones todos los que confían en el Señor

Bendiciones para todos.