Presidente de la ANDI, Bruce Mac Master
Colprensa
29 Dic 2021 03:45 PM

La Andi lamenta que el POT de Bogotá se diera por decreto

Laura
Rodríguez Hernández
@LauraRH0314
El gremio había pedido a la alcaldesa Claudia López que el Plan de Ordenamiento Territorial fuera concertado.

Luego de que la alcaldesa Claudia López firmara por decreto el Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá, las reacciones no se hicieron esperar. El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, aseguró que “es muy lamentable que el POT de Bogotá haya sido adoptado por decreto en última semana del año”.  

“Muy lamentable que no se hayan oído ni respondido a las voces que solicitamos construir un Plan de Ordenamiento Territorial por consenso”, agregó. 

Asimismo, Bruce Mac Master manifestó que “la autoridad se puede usar para imponer la voluntad o mejor para construir liderazgos comunitarios”.  

Le puede interesar: Claudia López firmó el POT por decreto: "Llegó la hora de ejecutar en vez de discutir"

Cabe recordar que la Asociación había realizado un llamado a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, para que el Plan de Ordenamiento Territorial fuera concertado.

Precisamente, señalaron que “la expedición de una hoja de ruta que garantice el desarrollo económico y social de la ciudad de Bogotá en los próximos 12 años, es un hecho de la mayor relevancia”.  

Otro gremio que en su momento también se pronunció fue el de la construcción. Alejandro Callejas, gerente de Camacol B&C, indicó que “el POT debe garantizar una oferta de vivienda acorde a las necesidades e intereses de los bogotanos, permitiéndoles acceder a servicios integrales, espacio público de calidad, equipamientos, soluciones de transporte y todo lo que necesitan para obtener bienestar. Y en esto el gremio ha hecho énfasis en la necesidad de proteger la vivienda de interés social”.    

Lea también: Tome pa' que lleve... Bogotanos que no viajaron ahora se tienen que aguantar los 'tranconcitos'

Callejas había afirmado que "garantizar la vivienda que necesitan los bogotanos, especialmente la población más vulnerable, significa habilitar el suelo para su desarrollo, pero, además, generar las condiciones para la viabilidad de los proyectos, permitiéndole a los bogotanos decidir en qué parte de la ciudad quieren vivir, sin que sean expulsados a buscar soluciones fuera de la ciudad o en los riesgos que para todos representa la informalidad".