Uniformados de la Policía (Imagen referencial).
Uniformados de la Policía (Imagen referencial).
Archivo RCN Radio.
20 Ago 2021 09:37 AM

Polochos de Norte de Santander detienen acción terrorista en el Catatumbo

Olga Lucía
Cotamo Salazar
@olgalucacotamo
Disidencias del Frente 33 de las Farc pretendían atentar contra aeropuerto, Policía, Ejército y ciudadanía en Tibú.

A través de trabajo de inteligencia y de información oportuna de la misma ciudadanía se logró ubicar una caleta con armamento y explosivo en zona rural del municipio de Tibú en Norte de Santander.

El coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía del departamento, dijo a RCN Radio que,  “a través del operativo 'Lancer', junto con el Ejército, hallamos siete rampas para el lanzamiento de explosivos improvisados, se tenía previsto atentar contra el aeropuerto de Tibú, estación de Policía, Ejército y contra la misma ciudadanía, es una vez más una violación al Derecho Internacional Humanitario”.

Así mismo, dijo Martínez que los responsables son integrantes de las disidencias de las Farc, en alianza con el ELN, como retaliación a los operativos realizados en los últimos meses.

Le Puede Interesar: Once años después todavía no culmina la reconstrucción de Gramalote

Es importante anotar que son los mismos investigados de las acciones terroristas registradas en Cúcuta en la última semana de junio, mientras que en Tibú también se tenía previsto actuar de manera simultánea con ataques de explosivos a diversas entidades de la localidad", dijo el comandante de la Policía de Norte de Santander.

Las autoridades hallaron en dos costales enterrados en la vereda la Hamaca, siete medios de lanzamiento artesanal con  explosivos, diez metros cordón detonante, diez kilos de metralla y 1.300 gramos de pólvora negra.

Lea además: En tres días Bucaramanga debe dar solución a disposición de residuos: Procuraduría

Las disidencias de las Farc son señaladas de atacar en las últimas semanas con fusil y explosivos a uniformados de la Policía y Ejército, y quienes buscan el dominio de los cultivos de coca y rutas del narcotráfico.

"Hemos destruido, junto con el Ejército, más de cinco laboratorios para el procesamiento de cocaína, en la última semana, en donde producían más de mil millones de pesos pertenecientes a estos dos grupos armados, siendo esta una de las causas, de retaliaciones contra las autoridades", puntualizó Martínez.