Bill y Mary Dartnall
Bill y Mary Dartnall
Foto Twitter
29 Abr 2020 11:49 AM

Abuelitos mueren el mismo día por coronavirus tras 63 años de matrimonio

Yurby
Calderón
@Yur_cal
La pareja tenía varios días hospitalizada en Inglaterra.

Un hombre inglés de 90 años de edad decidió entregarse a los brazos de la muerte al enterarse que su esposa había fallecido tras luchar por varios días contra el coronavirus.  

Bill Dartnall, quien también tenía COVID-19 se negó a usar su máscara de oxígeno tras el fallecimiento de Mary de 81 años de edad.   

La señora Dartnall fue llevada de urgencia a un hospital por sus hijos tras presentar problemas para respirar, una vez allí los médicos les indiciaron que la mujer se había contagiado con el virus por lo que debió ser internada. Unos días después su esposo, sufrió un derrame cerebral y fue ingresado en el mismo hospital, donde también se descubrió que tenía coronavirus.  

Unos días después todo parecía indicar que la anciana ya se estaba recuperando, pero de un momento a otro empeoró y murió. Cinco horas después su esposo, Bill, también falleció, reseñaron los medios locales.  

Las dos hijas de la pareja, manifestaron que fue devastador ver partir a sus padres el mismo día y contaron que cuando su padre se enteró del deceso de su esposa, se quitó la máscara de la cara y dejó en claro que no quería más oxígeno. 

“Papá se negó a usar la máscara; no sabemos exactamente por qué, pero no quería continuar. Falleció pacíficamente mientras dormía unas horas más tarde”, explicó una de las hijas. 

La otra dijo: “Nuestro padre probablemente no hubiera querido vivir sin mamá. Eran muy parecidos y es difícil imaginar que ninguno de los dos este sin el otro”.  

Según el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, los pacientes tienen derecho a rechazar el tratamiento al que este siendo sometido.  

En dicho país se registró el martes 586 nuevas muertes en hospitales debido al coronavirus, anunció el ministro de Sanidad, con lo que el balance asciende a 21.678 decesos, a los que hay que sumar los miles de fallecidos en sus casas y en geriátricos. 

Fuente
Sistema Integrado Digital