Pelea de ladrones y ciudadanos
Pelea de ladrones y ciudadanos
Toma de pantalla
8 Mar 2019 09:44 AM

Así fue la tunda que le dieron a tres 'ratas' que habrían robado en Chapinero

Mateo
Chacón
@DMateoChacon
Los malandros se defendían con pata, puños, piedra y puñal.

Un increíble acto de tolerancia se presentó este jueves en las cercanías al sector de Lourdes, en la localidad de Chapinero, donde un grupo de delincuentes se agarró a puños y patadas con la ciudadanía justo después de ser capturados.

Los hechos quedaron registrados en una grabación que se hizo viral en redes sociales en cuestión de minutos. En esta se ve cómo tres presuntos ladrones se enciende a golpes con miembros de la comunidad que habrían descubierto sus acciones delictivas.

Lea también: Así fue la paloterapia a un choro que trató de bajarse un carro 

Se trata de dos mujeres y un hombre los presuntos ladrones, quienes aparentemente habían sido detenidos por las autoridades. En medio de esto son rodeados por los ciudadanos, quienes los rodean mientras les lanzan todo tipo de insultos ante la impotencia del único agente de la policía presente que intenta apaciguar la situación.

Pese a esto, todo se sale de control cuando los malandros se abalanzan contra quienes les reclaman haciendo uso de puños, patadas e incluso uno de ellos amenaza puñal en la mano, lo que desencadena una batalla campal en que hombres y mujeres se golpean por igual.

Lea también: Fleteros casi dejan 'en bola' a hombre por quitarle sus 'ahorritos' en Rafael Uribe Uribe

En un momento del video se ve como un joven motociclista le da tremendo 'cascazo' en la cara a una de las presuntas ladronas, mientras la otra recoge piedras del suelo y las arroja a diestra y siniestra.

Finalmente los detenidos logran ser aislados de la turba furiosa gracias a la intervención de los guardias de seguridad de un edificio cercano, quienes, junto a policía, los arrinconan.

Hace solo unos días se conoció el caso de choro que trató de robar a un conductor de una plataforma digital pero terminó recibiendo una fuerte dosis de pata, puño, piedra, pero principalmente palo.

Fue de tal orden el castigo que el malvado hombre no tuvo otra opción que recostarse junto a una vivienda mientras sangraba por la violenta golpiza que le estaban propinando.