Revólver
Imagen de ilustración.
Foto: Ingimage
14 Mayo 2019 09:27 PM

Sicarios quebraron a tres comerciantes en varios puntos de Bogotá

Hector Santiago
Guaman Espinosa
Los ataques se presentaron casi a la misma hora, pero en diferentes puntos de la ciudad.

Tres ataques de sicarios sacudieron este martes 14 de mayo diferentes puntos en Bogotá. El primer hecho se presentó por los lados del barrio La Estanzuela, en pleno centro de la ciudad, en donde un pistolero accionó el gatillo de un arma de fuego para acabar con la vida de un negociante de unos 51 años de edad. 

En el feroz ataque a plomo, presentado cerca a la sede de la Policía Metropolitana de Bogotá (Mebog), exactamente en la Calle Séptima con la Carrera 17 perdió la existencia Javier Homero Novoa López, quién al parecer caminaba por la zona junto a un hijo rumbo a un almacén donde comprarían repuestos para su carro. 

El señor Novoa López alcanzó a ser llevado de urgencia a las instalaciones del Hospital San José en donde nada pudieron hacer los médicos de turno para salvarle la existencia. 

Le puede interesar: Hugo Orlando Arévalo, exalcalde de El Rosal se mató en la cana

El coronel Óscar Barón, alto oficial de la institución comentó que un segundo caso ocurrió en la Carrera 99 con la Calle 21 Bis, de la localidad Fontibón, sitio en el cual un hombre que se movilizaba como el pato de una moto, se bajó del bólido para encender a bala a un comerciante de 38 años del sector conocido como La Carrilera. 

La víctima fue identificada como Jesús Antonio Arias Rojas, quien cayó muerto boca arriba luego del ataque cerca de una chaza de su propiedad y tras ser citado en ese sitio por el supuesto enemigo. 

El tercer ataque de sicarios se dio en el barrio Ciudad Jardín, de la localidad Antonio Nariño en la noche del martes, en donde un tipo en cicla interceptó a un prestamista de 50 años de edad para quebrarlo a punta de plomo. 

La identidad del ultimado, quien falleció cuando era remitido al Policlínico del barrio Olaya, no fue entregada por agentes del orden que se hicieron cargo de este hecho.

Unidades de criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación llegaron a estos lugares en el laboratorio móvil para adelantar las labores de inspección y traslado de los cadáveres hasta las instalaciones del Instituto de Medicina Legal, mientras agentes especiales buscar establecer quiénes estarían detrás de estos tres homicidios.