Foto suministrada
Heriberto Becerra estaba de permiso con su familia, tenía 30 años, 3 hijos y era patrullero activo de la Policía Metropolitana de Bogotá.
Archivo Personal familiar
20 Ago 2019 06:20 AM

De un machetazo en el cuello asesinaron a un patrullero de la Policía Nacional

Samuel
Barreto Bonilla
@samuelbarreto33
Heriberto Becerra estaba de permiso con su familia, tenía 30 años, 3 hijos y era patrullero activo de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Conmocionada se encuentra la comunidad del sur del Tolima luego que, en zona rural del municipio de Chaparral, en las últimas horas, mataran de un machetazo en el cuello a un patrullero activo de la Policía Nacional, el cual estaba adscrito a la capital de la república.

Según indicaron Fuentes extraoficiales, el hombre de 30 años de edad, natural de Chaparral, identificado como Heriberto Becerra Caicedo se encontraba en la vereda Ircó Dos Aguas de permiso visitando a su familia.

Algunos testigos presenciales del hecho dan cuenta que el patrullero estaba en un establecimiento abierto al público, en compañía de su madre y hermana, cuando decidió salir del lugar y se encontró con otro sujeto, donde en hechos que están aún por ser esclarecidos por parte de las autoridades, recibió una herida con arma corto punzante tipo machete en su cuello.

El agresor se dio a la fuga, mientras que personas de la comunidad auxiliaban al uniformado, el cual se encontraba aún con signos vitales cuando fue trasladado a bordo de un campero con destino al casco urbano de Chaparral, para que fuera atendido en el hospital San Juan Bautista.

Lamentablemente Gilberto Becerra no soportó el viaje y murió antes de llegar a este centro médico asistencial, lugar donde los profesionales de la medicina determinaron que había llegado sin signos vitales.

Puesto que ya no se podía hacer nada al respecto, los médicos fueron reemplazados por funcionarios de los grupos judiciales de la policía y la fiscalía, quienes adelantaron el levantamiento del cuerpo y su posterior traslado hasta la morgue municipal, lugar donde luego de adelantar las labores forenses, fue entregado a sus familiares, quienes en este momento lo velan en una vivienda de la manzana C, casa 15, del barrio Villa Esperanza, esperando que hoy sobre las 3 de la tarde sean sus exequias.

Por el momento las autoridades se encuentran tras la pista del asesino, poniendo todo su empeño para detenerlo lo más pronto posible y llevarlo ante los estrados judiciales para que responda por este brutal acto criminal.

Fuente
Alerta Tolima