Escena del crimen
Taxista apareció muerto dentro de su vehículo
Pexels
17 Jul 2022 03:17 PM

Dos policías fueron a desayunar, pero les tiraron una granada

Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe
Hasta el lugar habrían llegado hombres en motos que vestían de ruana para lanzar el artefacto explosivo.

Con granadas y armas de fuego fueron atacados dos policías en el corregimiento San Félix de Bello, Antioquia. Los uniformados asesinados fueron identificados como Geovanny Alcalá Ramírez y Andrés Camilo Andrade Gil. Las autoridades ofrecen una recompensa de $50 millones para capturar a los responsables.

Los uniformados desayunaban en un restaurante de la vereda La China, en la vía entre San Pedro de los Milagros y San Félix, cuando fueron atacados. Por ahora, se adelantan las investigaciones para identificar a los responsables.

Sin embargo, en su cuenta de Twitter, el director de la Policía Nacional, el general Jorge Luis Vargas, aseguró que serían integrantes del Clan del Golfo. Destacó “así caerán los criminales del Clan del Golfo que les arrebataron la vida a nuestros patrulleros”.

Hasta el lugar habrían llegado hombres en motos que vestían de ruana para lanzar el artefacto explosivo. Luego de la detonación dispararon contra los policías en varias oportunidades.

Lea también: Dos peladitos se prendieron a machete en la entrada de un centro comercial

Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana, general Javier Josué Martín Gámez, dijo que para lograr la inmediata captura de los responsables se ofrece una recompensa de $50 millones.

En otro ataque contra la fuerza pública, en el municipio de Cañasgordas, un patrullero y un civil murieron. Otros cuatro uniformados resultaron heridos. Fueron atacados con explosivos.

Le puede interesar: Sujeto asesinó de un disparo en la cabeza a su novia de 16 años

El ministro de Defensa, Diego Molano, quien estuvo el sábado en Antioquia, anunció una recompensa de $200 millones para quien entregue información sobre el paradero de “Richard”.

Este nuevo atentado contra la fuerza pública en el departamento ocurrió una semana después de que el alcalde de Cañasgordas, Aicardo Urrego, alertara sobre un posible desplazamiento de mil personas por cuenta de los enfrentamientos entre el Clan del Golfo y la Policía.