Trata de Personas
Foto Referencia Ingimage
17 Sep 2020 04:29 PM

Mujer y esposo fingieron secuestro para pedirle una millonada a sus hijos

Cuatro personas fueron capturadas por el delito de concierto para delinquir. 

Luz Mary García, con la complicidad de su esposo y otros familiares, fingió su secuestro para pedir a sus hijos la suma de 80 millones de pesos por su liberación, en el municipio de Ocaña. 

Desde el pasado 4 de agosto se desconocía el paradero de la mujer, por la cual a sus hijos les estaban solicitando esta gruesa cantidad de dinero, por dejarla en libertad.

Luego de una serie de investigaciones, por parte de la Policía de Norte de Santander y el Gaula de la institución, se logró dar con la captura de García, su esposo Naín Antonio García y otras dos personas, quienes estaban fingiendo el secuestro de la mujer. 

Le puede interesar: Orden de captura a los dos policías involucrados en la muerte de Javier Ordóñez 

La captura se dio en momentos en que uno de los hijos de la mujer se disponía a pagar la suma de 20 millones de pesos por la liberación de su madre, con lo que se logró identificar a las personas que hacían parte del grupo que cometió el 'secuestro'. 

La sorpresa fue grande para los hijos de la mujer, que vieron cómo su madre, su padre y un sobrino de la pareja eran quienes habían orquestado el plagio por el cual exigían alrededor de 100 millones de pesos. 

El coronel Jhon Alzate, comandante de la Policía de Norte de Santander, señaló que estas personas fueron presentadas ante las autoridades competentes y serán judicializadas por los delitos de concierto para delinquir y extorsión. 

Lea también: Nuevo secuestro exprés en Norte de Santander

"Cada uno de los capturados cumplía un rol en medio de este secuestro simulado; el señor Nain se encargaba de persuadir a sus hijos para que no avisaran a las autoridades y sería el responsable de entregar el dinero a los captores", reveló el coronel Alzate. 

Además, indicó que a estas personas les fueron incautados varios elementos de comunicación y dinero en efectivo, que ya había sido entregado por parte de los hijos de la mujer, quien fingió su secuestro.