Juan Carlos Saldarriaga, candidato en Soacha
Juan Carlos Saldarriaga, candidato en Soacha
Facebook
2 Jun 2020 05:43 PM

"Estoy comprando bolsas y haciendo convenios con los cementerios": Alcalde de Soacha

Yurby
Calderón
@Yur_cald
El mandatario hizo un llamado a sus ciudadanos a cuidarse y tomar conciencia.

Durante una entrevista concedida al medio de comunicación de Cundinamarca Periodismo Público, el alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, aclaró las muchas inquietudes de los ciudadanos de dicho municipio sobre la apertura del comercio, las ayudas alimentarias, el incremento de las tarifas de los servicios públicos, entre otros.  

Lo que llamó la atención fue su sorprendente declaración con respecto a lo que puede pasar en Soacha si sus habitantes no toman las medidas necesarias para seguir evitando los contagios. El mandatario aseguró que este mes será el más difícil ya que inevitablemente los números irán aumentando.  

Lo peor está por venir entre el 20 de junio o finalizando el mes. Vamos a tener las UCI llenas y hospitales llenos, vamos a tener que enterrar a muchas personas. Aquí no hemos curado a nadie, solo dilatamos esa curva de crecimiento, por eso le pedimos que, si no tiene que salir, mejor quédese en su casa”, enfatizó Saldarriaga. 

Asimismo, reveló que debido a la alta cantidad de personas que no están cumpliendo con la cuarentena, se ha visto en la obligación de prepararse para lo peor comprando bolsas para cadáveres. “Estoy comprando bolsas para enterrar a aquellos que no quieren hacer caso, porque hay que enterrarlos, no los podemos dejar botados; estamos haciendo convenios con los cementerios para poder enterrar a aquellas personas que no van a poder volver a saludar a su familia, el que se enferma se va para una clínica, y de la clínica derechito al hueco en una bolsa negra, ni siquiera en un cajón, para que sepan la realidad de lo que puede pasar”. 

También se refirió a la reactivación del comercio y aclaró que, si los vendedores no ayudan a que dicho proceso se desarrolle según los parámetros establecidos, entonces deberán cerrar de nuevo la ciudad. “Los comerciantes tienen la responsabilidad de garantizar de que no van a atender a nadie que no esté dentro de los permisos o por los terminales de número de cédula. Si los pescamos vendiendo a personas no autorizadas le pondremos comparendos por casi un millón de pesos y le cerraremos el negocio cinco días”. 

Además, contó que una de las estrategias que utilizarán para vigilar que se estén cumpliendo las normas en los establecimiento, es el uso de los denominados ‘clientes fantasmas’. “Van a salir funcionarios de la administración pública sin chalecos, sin chaquetas y sin ningún tipo de identificación; van a comprar en los momentos que los comerciantes nos les deberían vender, y de forma automática y de primera mano comenzaremos a sancionar”.  

“Si el comerciante insta al desorden entonces nos veremos en la obligación de cerrar por completo de nuevo la ciudad. Estamos claros que debemos cuidar la vida, pero también sabemos que necesitamos activar la economía. Pero mantener ese equilibrio dependerá de los comerciantes”, concluyó el alcalde. 

Fuente
Sistema Integrado Digital