Maltrato infantil
Colprensa
9 Jun 2020 10:30 PM

Ley 'anticorrea', cada vez más cerca de ser una realidad

Ángel
Ocampo Rodríguez
@Angelgocampo
El proyecto que prohíbe el maltrato físico a los hijos pasó su segundo debate.

De nuevo la plenaria de la Cámara de Representantes libró un cruento debate por el proyecto de ley que establece la prohibición para los padres de familia de usar el castigo físico y los tratos crueles hacia sus hijos.

Con la oposición de 32 congresistas de los partidos mayoritarios, pasó a tercer debate este proyecto de ley que contiene 6 artículos y que define una serie de disposiciones sobre la crianza de los hijos. A favor votaron 135 congresistas.

El artículo primero establece el objeto del proyecto de ley sobre la prohibición del uso del castigo físico.

En contexto: Candente debate por proyecto que prohíbe el maltrato físico a niños 

"Prohíbase el uso del castigo físico, los tratos crueles, humillantes o degradantes y cualquier tipo de violencia como método de corrección contra niños, niñas y adolescentes por parte de sus progenitores, representantes legales o por cualquier otra persona encargada de su cuidado, en cada uno de los diferentes entornos en los que transcurre la niñez y la adolescencia", señala el artículo primero del proyecto de ley.

Parte de la discusión se centró en el verbo rector "prohíbase", puesto que podría ser determinante en la interpretación de las leyes por parte de un juez de la República, a pesar que esta iniciativa deja claro que no existen sanciones penales sino de tipo pedagógicas.

Algunos congresistas que se oponen al proyecto de ley justifican que la iniciativa podría atentar contra la autoridad de los padres sobre los hijos fomentando el irrespeto por parte de los niños durante la crianza.

El debate inició con la proposición de aplazamiento por parte del representante Modesto Aguilar de Cambio Radical aduciendo que este tipo de proyectos de ley se debe discutir más a fondo.

La representante Betty Zorro de Cambio Radical señaló que su oposición al proyecto consiste en que, con esta iniciativa, los niños podrían perder el respeto hacia sus padres y maestros por la perdida de autoridad.

El congresista Carlos Acosta de Colombia Justa Libres sostiene en que la iniciativa es inconveniente porque sería un error dejar la responsabilidad de la crianza de los hijos en cabeza del Estado.

A estas observaciones, la representante Adriana Matíz, del partido Conservador, una de las ponentes del proyecto de ley, respondió que el objetivo de los padres "no tiene que ser el de domesticar a los hijos, sino el de educarlos".

El representante liberal Julian Peinado, otro de los ponentes de la iniciativa, señaló que con la aprobación de este proyecto de ley se da un paso importante para el cambio cultura de la no agresión sobre la crianza y educación de los niños.

Esta ponencia de seis artículos aprobada en el segundo debate en la plenaria de la Cámara de Representantes establece la creación de unos centros de formación de pautas de crianza.

"El Gobierno Nacional podrá crear centros de formación de pautas de crianza, los cuales tendrán como fin facilitar y brindar herramientas y orientaciones en la crianza y educación de los niños, niñas y adolescentes a sus familias, progenitores, personas encargadas de su cuidado personal o quienes tengan su representación legal", señala el texto aprobado.