CASO GRAFITERO
Un grupo de policías y particulares son procesados por la alteración a la escena del crimen.
Cortesía
22 Ago 2021 01:47 PM

Agarran al expatrullero responsable del asesinato del grafitero Diego Felipe Becerra en Bogotá

Pepe
Morón
@PepeMoronReales
La captura del expatrullero se dio tras cinco años de haber escapado de las autoridades colombianas.

En Casanare las autoridades reportaron la captura del expatrullero de la Policía Nacional, Wilmer Antonio Alarcón condenado por el homicidio del joven grafitero, Diego Felipe Becerra. 

“Investigadores del CTI de Fiscalía y del Gaula Militar, capturaron en Casanare al agente de Policía, en retiro, Wilmer Antonio Alarcón Vargas, condenado a 37 años de prisión por el homicidio de Diego Felipe Becerra, en agosto de 2011 en Bogotá”, explicó la Fiscalía General, por medio de un comunicado. 

También puede leer: Invías atiende emergencias viales por lluvias en varios departamentos del país

Esa misma condena fue ratificada por el Tribunal Superior de Bogotá, que confirmó, en segunda instancia los 37 años y seis meses de cárcel para Wilmer Alarcón, sindicado de ser el responsable de la muerte de Diego y quien fue retirado de la Policía.  

Los hechos, por los que fue condenado el uniformado, se presentaron a mediados de agosto del año 2011 en el puente de la avenida Suba con calle 116, en Bogotá, donde el joven, que para ese momento tenía 17 años de edad, se encontraba realizando unos grafitis en compañía de unos amigos. 

Según testigos, Becerra corrió del lugar e inició una persecución por parte del uniformado detenido, esta persecución terminó con la muerte del joven grafitero.  

Inicialmente, las versiones entregadas por el entonces patrullero de la Policía Nacional, el menor habría muerto en una persecución que se inició tras sorprenderlo cometiendo un hurto en un bus de transporte público.  

Con las investigaciones, se demostró que los hechos no habían ocurrido de ese modo y que la escena del crimen había sido alterada por los mismos policías que participaron en el hecho.  

La Fiscalía General de la Nación comprobó con las investigaciones, que el hecho se trataba de un homicidio agravado, lo que provocó la condena impuesta al expatrullero.  

Tras la captura, la familia de Diego Felipe Becerra aseguró que temen por la vida del expatrullero, ya que su testimonio puede implicar a altos mandos de la Policía Nacional, quienes según ellos podrían asesinarlo con tal de evitar que hable.