Clases
Imagen de referencia
Suministrada por la Alcaldía de Floridablanca
24 Ene 2023 04:34 PM

Alerta en Usme y Sumapaz por problemas de aprendizaje de menores: Dicen que es por plaguicidas

María Fernanda
Tarazona Martínez
@Mariaftara
El 100% de los niños que participaron en el estudio tenían en su cuerpo residuos de plaguicidas.

Un estudio realizado por parte de la Escuela de Medicina de la Universidad del Rosario, revela que los niños y niñas de las localidades de Bogotá de Sumapaz y Usme, presentan problemas de aprendizaje por residuos de plaguicidas que se encuentran en su cuerpo. 

De igual forma, el documento detalla que los niños presentan como efecto secundario por el uso de estos productos para cultivos, déficit de aprendizaje, lo que les genera barreras en su proceso educativo. 

Lea también: Molestia por posible nuevo peaje en Bosa para entrar y salir de Bogotá ¿En cuánto quedaría?

"Nosotros medimos los agrotóxicos o comúnmente llamados plaguicidas en la orina de los menores. Lo más triste de esta investigación es que de los 232 niñas y niños entre 7 y 10 años que fueron apeados para el estudio, el 100 por ciento tienen este veneno", afirmó John Benavides, profesor de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario.

Los plaguicidas, que son usados para los cultivos en estas dos zonas de la capital colombiana, son neurotoxinas que, según los expertos, afectan el cerebro de los menores de edad, quienes son más susceptibles a este tipo de sustancias. 

Las vías por las que entran estos productos tóxicos, son la respiratoria, oral, y la piel, siendo esta última la más susceptible, según el estudio. 

Lea también: Claudia López se opone a la excarcelación de delincuentes: Publicó carta a MinJusticia

“En la investigación fueron mapeados 23 agrotóxicos, de los cuales 13 tenían niveles detectables. Se encontró que ninguna niña o niño estaba libre de estos en la ruralidad de Usme y Sumapaz y ninguno tenía su cuerpo libre de esos venenos”, sostuvo Benavides. 

En este mismo sentido, el estudio realizado por parte de la Universidad del Rosario, detalla que es importante establecer estrategias encaminadas a producir alimentos sostenibles, teniendo como objetivo que el campo no se convierta en el gran captador de CO2 (dióxido de carbono).