Juez
Imagen de referencia
Imagune
6 Feb 2019 11:10 AM

Aplazan audiencia contra tipo que mató a su mujer y luego la lanzó desde un octavo piso

Benigno
Muñoz
Esta sería la cuarta vez que suspenden la audiencia en el Complejo Judicial de Paloquemao.

Por cuarta vez se tuvo que aplazar la audiencia en el Complejo Judicial de Paloquemao en la que iban a condenar a un sujeto que en el mes de julio del año pasado mató a su mujer dentro de una vivienda en la localidad Suba, en el noroccidente de Bogotá

Ana María Plazas Pinilla, hermana de la víctima, identificada como Jennifer Andrea Plazas Pinilla, denunció en La Cariñosa de RCN que el asesino, de nombre Andrés Gómez Uriza, no acudió a la cita hecha por el Juez 30 en la cual se iba a conocer hasta el monto de la condena.

Plazas Pinilla agregó que además en plena audiencia se fue la luz en el recinto 219, no permitiendo el uso de los micrófonos y el sonido en general por lo que el dueño del estrado judicial decidió reprogramarla. 

Le puede interesar: En silla de ruedas, bandido planeaba robo de camionetas en Bogotá

Ana María recordó a su hermana como una destacada y maravillosa mujer de 29 años de edad, egresada de la Universidad Pedagógica Nacional en el programa de Licenciatura en Deportes, con tesis laureada, y madre de una niña de 7 años que vio truncada su paz y felicidad por los celos, chantajes, ultrajes y en general, la violencia de un tipo con el que convivió por lo menos 9 años. 

De acuerdo con la investigación, Andrés Gómez Uriza en esa fatal mañana, asesinó con un cuchillo a Jennifer Andrea en el interior del apartamento 803, de la Torre 3, del Conjunto Residencial Almeira. Al ver la salvajada que había cometido, lanzó el cadáver desde semejante altura por una de las ventanas y por último se arrojó al vacío también con el infortunio para él de que se salvó y hoy enfrenta el proceso judicial. 

Dice el informe que Gómez Uriza logró sobrevivir a pesar del duro totazo con la superficie. Tras varios meses de recuperación se encuentra en un centro carcelario de la capital del país a la espera de conocer la condena que un representante de la justicia le dará, a no ser  que otro supuesto impase se le atraviese, como lo manifestó Ana María Plazas Pinilla, hermana de la víctima.