Explosión en Avenida Rojas con Calle 70
Explosión en Avenida Rojas con Calle 70
Cortesía.
12 Mayo 2019 03:41 PM

Estas fueron las víctimas de mortales de la explosión en La Estrada

De las cuatro víctimas fatales, una todavía no ha sido identificada.

Fueron cuatro familias las que vieron cómo este viernes uno de sus miembros perdía la vida en la trágica explosión que se presentó al interior de una fábrica de tejos en el barrio La Estada, de la localidad de Engativá.

El fuerte estallido, que dejó a estas cuatro personas muertas y al menos otras 44 que resultaron heridas de manera grave o leve, no habría sido producto de una fuga de gas, como se dijo al inicio de las investigaciones:

Lea también: Los niños que se salvaron de la trágica explosión en La Estrada 

“Fue accidental, generada por una mezcla de fósforo blanco con clorato de potasio. Esto es lo que se puede determinar como las mechas de tejo, sumado a la transferencia de calor”, aseguró director del Cuerpo de Bomberos de la capital, Pedro Manosalva, en diálogo con Noticias RCN.

De igual forma, en las últimas horas se logró conocer la identidad de tres de los fallecidos. Se trata de José del Carmen Chacón Mora, Lilian Andrea Camacho Camargo y Jairo Católico Rodríguez.

José del Carmen Chacón era el dueño de Tejos y Bocines El Diamante, el establecimiento en el que se presentó la detonación, donde se vendían elementos para el popular juego así como ranas y bolirranas.

Lea también: Choros tiraron de un carro en movimiento a su víctima cerca a Cuadra Picha

Todo parece indicar que el hombre, de unos 70 o 73 años de edad y oriundo del departamento de Boyacá, trabajaba hace más de 15 años en el  lugar y no contaba con los permisos para tratar y vender pólvora, elemento esencial para la fabricación de las mechas de tejo.

Otra víctima fatal del estallido fue Lilian Andrea Camacho, quien en ese momento se encontraba al interior del predio junto a la fábrica de tejos.  De 31 años de edad, la mujer perdió la vida mientras se encontraba trabajando en el local vecino, donde llevaba la contabilidad y hacía todo tipo de oficios.

En el lugar también estaban su esposo y otros familiares y empleados. Minutos antes del accidente, ella había quedado sola haciendo unas cuentas, mientras el resto había salido, por lo que Camacho fue la única afectada, quedando sepultada bajo los escombros.

Por su parte, aún no se ha revelado qué estaba haciendo Jairo Católico Rodríguez en el lugar donde perdió la existencia. De igual manera, no se conoce la identidad de la última víctima fatal.