Transmilenio / Estación Universidades
Transmilenio / Estación Universidades
Foto: Transmilenio
28 Oct 2019 11:40 AM

Extranjeros hicieron pasar mal rato a usuario de Transmilenio en Universidades

Daniel Felipe
Mejía
@DFelipeMejia
Los presuntos ladrones fueron detenidos dentro de uno de los buses del servicio.

En las horas de la mañana del 28 de octubre, dos hombres fueron señalados de robarle el celular a un usuario de Transmilenio en la estación Universidades, ubicada en el centro de Bogotá. Los presuntos ladrones fueron detenidos dentro de uno de los buses que se dirigía al norte de la ciudad.

De acuerdo con lo registrado en la estación, mientras varias personas tomaban el servicio B74 Portal Norte, un grupo de jóvenes migrantes estaba empujando e implementando la modalidad de cosquilleo para el hurto de celulares.

Al momento de abordar el articulado, un hombre se percató que ya no tenía su teléfono y los audífonos que llevaba conectados al móvil estaban colgando. Dos de los señalados del robo se sentaron en las sillas azules que quedan ubicadas frente a la puerta del primer vagón, como si no fuera con ellos la cosa, y no se fijaron que otra usuaria los vio realizando el robo. 

La víctima enfrentó a los dos sujetos, quienes iban bien vestidos y con un morral cada uno, junto a otras personas que los detuvieron al interior del autobús. Algunas personas aseguraron ver a otro hombre bajarse del articulado, en estación Universidades, antes de arrancar.

Una vez fueron capturados y requisados por los pasajeros, entregaron las maletas y solamente llevaban una muda de ropa y unas bolsas arrugadas de papel. Aunque el hombre les pidió mostrar los bolsillos y que sacaron todo lo que llevaban, no apareció el celular.

Señalados de hurto en Transmilenio
Sistema Integrado Digital

Según relataron testigos, algunas pasajeras del bus llamaron varias veces al número de la víctima y se lograba escuchar cómo vibraba entre las cosas de los señalados. Sin embargo, no se obtuvo respuesta positiva pues el móvil no apareció.

El conductor del servicio hizo una parada en la estación Calle 26 y llamó a un uniformado para que atendiera esta situación. Cuando se abrió la puerta, una familia extranjera que viajaba en el mismo bus se bajó, aparentemente asustada, por lo que fue señalada por otros de los pasajeros que quedaron intrigados con la actitud que tomaron.

De acuerdo con relatos de testigos, los presuntos ladrones no llevaban documentos de identificación y se negaron a confesar, pese a que la usuaria aseguraba que los había visto en flagrancia.

Una joven que tomó este bus también aseguró que sintió cuando la empujaron y casi le roban el teléfono.

Una patrulla de Policía llegó al lugar y bajó del autobús a los implicados en este hecho para tomar las medidas respectivas.

Fuente
Sistema Integrado Digital