Violentas protestas en Bogotá por muerte de Javier Ordóñez
Inaldo Pérez - Sistema Integrado Digital
15 Sep 2020 07:28 AM

Gobierno dice que el vandalismo contra la Policía fue premeditado

María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs
El consejero Presidencial para la Seguridad lamentó la muerte de Javier Ordóñez. “Un acto canalla de policías que actuaron como criminales".

Colombia, especialmente Bogotá, están sumidas desde hace una semana en protestas que han terminado en desmanes, originadas por la muerte de Javier Ordóñez en medio de un caso de abuso policial, pero que han aprovechado células de la guerrilla del ELN y disidencias de las Farc para infiltrarse y atacar a la Policía.

En diálogo con La FM, Rafael Guarín, consejero Presidencial para la Seguridad, lamentó la muerte del abogado de 43 años en Bogotá, la cual calificó como un “acto canalla de unos policías que actuaron, no como policías sino como criminales y deshonraron a la institución”.

Sin embargo, dijo que estas protestas legítimas fueron infiltradas por grupos organizados armados que terminaron destruyendo los CAI y atacando a miembros de la Policía, en el marco de un plan que tenían orquestado.

“Lo que presenció Colombia y Bogotá fue una ola de actos de vandalismo, que constituyen un ataque premeditado, sistemático y preparado contra la Policía Nacional en el marco de una situación inaceptable (muerte de Javier Ordóñez), un acto canalla”, indicó.

El alto funcionario del Gobierno recalcó el grado de coordinación, logística y planeación de esas células para atacar 79 CAI e incendiarlos y vandalizar 29 en Bogotá, además atacar 140 motos de la institución y dejar al menos 315 policías lesionados, tres de ellos con ataques de arma de fuego y una agente de la Policía apuñaleada en una pierna.

“Se ha evidenciado información que demuestra como el Frente Urbano del ELN viene actuando en acciones de terrorismo y otras modalidades violentas como las que se vivieron en noviembre pasado y lo que está pasando ahora. Así como información relacionada a disidencias que están en las ciudades y pretenden camuflarse en las protestas y ejercer acciones violentas”, agregó.

Señaló que son organizaciones clandestinas, que actúan en células muy pequeñas y con herramientas tecnológicas, lo que hace difícil su interceptación. “Estamos frente a amenazas distintas a las del pasado, son clandestinas y más sofisticadas”.

Sobre la muerte de 13 personas en medio de las protestas, 12 de ellas por arma de fuego, Guarín aseguró que avanzan las investigaciones para determinar si hubo responsabilidad de los policías y violaron los protocolos. Recordó que se abrieron 43 investigaciones disciplinarias contra uniformados, pero se debe determinar si actuaron o no en defensa propia.

Fuente
Sistema Integrado Digital