Taxímetros
Taxímetros. Imagen de referencia.
Secretaría de Movilidad de Bogotá
8 Abr 2019 03:52 PM

Los muñecos y otras artimañas para cobrar de más en los taxis

Julián
Sabogal
@01PeriodistaMas
Las personas que incurran en adulteraciones al dispositivo de unidades se les llevarán el carro para los patios.

En Facebook está circulando un video en el que se ven las mañas que tienen algunos conductores de taxi para cobrar de más a sus pasajeros.  

El video empieza con el famoso ‘muñeco’, el cual adultera el taxímetro gracias a un control remoto, que con una tecla acelera el dispositivo. Las autoridades se le llevaron al conductor el carro para los patios por esta estafa.  

La segunda artimaña que se ve en el video es un dispositivo conectado al seguro de las puertas traseras del taxi, que cuando el pasajero lo activa, para que no se abra la puerta por afuera, acelera el taxímetro.   

La tercera maniobra para adulterar el taxímetro es un botón en el asiento del conductor que al activarlo acelera el dispositivo que marca las unidades del viaje.

Lea también: Esmad disparó a vecinos del Humedal Tibabuyes en medio de fuertes protestas

Varios usuarios de esta red social se pronunciaron en contra de estas maniobras y arremetieron en contra de los taxistas: "A estos bandidos se les debe aplicar una multa bien fuerte, no a los de las empanadas" dijo Ruben Dario Hernandez Gómez.

Otra persona escribió: "No es todo el gremio, pero hay que ver la manada de ñeros que hay manejando taxis en Colombia, haciendo estas 'cagadotas' y dejando muy mal parados a los taxistas que si trabajan y son honrados".

Cabe destacar la eliminación del taxímetro, por lo menos en Bogotá, se da con el fin de que los conductores no puedan adulterar las unidades que marcan los trayectos. También se busca que los pasajeros sepan de antemano el costo promedio de sus viajes.   

Para que la transición del taxímetro a las tabletas se dé, el Ministerio de Transporte debe corregir la Resolución 2163, expedida en 2016, que, supuestamente, debió estar corregida a finales de marzo y es el único impedimento de la administración distrital para seguir con el proceso de modernización.