cartel
Cortesía: Policía
6 Nov 2019 06:27 PM

¡Meras joyas! Este es el cartel de los más pillos de Cundinamarca

Cynthia
Vargas Castillo
@otraperiodista
El cartel lo dio a conocer la Policía del departamento y el Gobernador.

La Policía de Cundinamarca y la Gobernación del departamento presentaron la lista de los delincuentes más buscados por delitos como hurto agravado y homicidio.

“Tenemos recompensas por hasta 10 millones de pesos por cada uno de estos delincuentes por eso hacemos un llamado a la ciudadanía para que nos informe sobre el paradero de estos delincuentes llamando a la línea 123 con absoluta reserva”, dijo el gobernador de Cundinamarca Jorge Rey. 

Por su parte, el coronel Necton Borja, comandante del departamento aseguró que estarán prestos a la información que entregue la ciudadanía para proceder con la captura de estas personas. Recalcó que se están adelantando pesquisas para dar con su ubicación. 

Lea: Menor muerta durante bombardeo en Caquetá fue reclutada en vacaciones

En los operativos que se adelantan en el departamento para dar con estas personas, se logró la desarticulación de seis cuadrillas dedicadas al microtráfico y hurto en por lo menos seis municipios del departamento.

La ofensiva contra el microtráfico atacó bandas que delinquían principalmente en municipios como Cajicá, Chía, Soacha, Facatativá, Mosquera, Tenjo, Ubaté, Fusagasugá, Funza y sectores de Bogotá.

En total se realizaron 22 allanamientos, que permitieron capturar a 47 personas que integraban las bandas conocidas como "Los Ratoneros", "Los Aníbales", "Los Instaladores", "Los Tataretos", "Los Bodegueros" y "Los Compa", quienes ya se encuentran a disposición de las autoridades competentes, 30 de ellos con medida de aseguramiento e imputación de delitos como tráfico y porte de estupefacientes y armas de fuego; concierto para delinquir, destinación ilícita de bienes inmuebles y hurto.

Las operaciones, que se adelantaron durante las últimas dos semanas, permitieron además la incautación de dinero en efectivo, sustancias psicoactivas, equipos de telefonía móvil y radiocomunicaciones, un vehículo, prendas de uso privativo de la Policía, carnets y overoles de empresas privadas de servicios públicos, 26 cédulas de ciudadanía y formatos de uso exclusivo de la Policía Judicial, elementos con los cuales hurtaban residencias, establecimientos comerciales y bodegas, simulando diligencias judiciales o mediante la suplantación de funcionarios de empresas de servicios públicos.