Lidera campaña de ayuda a familias del Magdalena
Foto autorizada por los padres
27 Mar 2020 01:59 PM

Pelaito de buen corazón vendió sus juguetes para llevar mercados a familias pobres

Nixon
Carvajal Rincón
@nixonucarvajalr
Un menor de 11 años decidió llevar ayudas y mercados a familias necesitadas por la cuarentena.

Solidaridad, humildad y respeto, son los valores que los padres de Andrés CamiloEcheverría, de once años de edad, cimentaron en su existencia para forjarlo como un ser humano con sentido de pertenencia social, preocupado por la problemática de la comunidad.

La actual coyuntura de salud que conmueve al mundo entero impulsó al pequeño a idear una campaña para auxiliar a las personas que hoy se ven afectadas por la crisis, empezando por su pueblo de Zona Bananera y poblaciones del Magdalena a través de ayuda humanitaria consistente en entrega de mercados y artículos de aseo.

“Mi hermano y yo tuvimos la idea de formar una campaña para tratar de ayudar con mercados a todas esas personas que lo están necesitando y no tienen recursos para mantener a sus familias, abonando dinero a una fundación para donar tapabocas, jabones, antibacterial, para que se lavaran las manos y combatir esta enfermedad”, aseguró.

La iniciativa, que es un ejemplo de solidaridad para todos, no podía realizarse sin recursos. No obstante, Andrés Camilo, en su deseo de cumplir con lo que se había propuesto, no dudó en despojarse de su más preciado tesoro: sus juguetes.

“Fueron recursos de ayuda de mi papá. Igualmente mi hermano y yo hemos estado vendiendo cosas que no usamos de mucho valor como juegos, una Play que vendimos y con lo que se pudo comprar entre 1.000 y 5.000 tapabocas y con lo que se ha invertido más de $25 millones de pesos, pienso yo”, agregó.

La idea de Andrés Camilo de ayudar a las familias del Magdalena en condición de vulnerabilidad, no ha pasado desapercibida, ya que han sido muchos los reconocimientos por su noble gesto, en especial por parte del Grupo Daabon, que en cabeza de su presidente, decidió apoyar su labor.

“El Grupo Daabon vio nuestro video, les interesó mucho la causa y nos entregó 3.000 jabones para repartirlos, los recibimos, así como guantes y tapabocas”, puntualizó el menor.

A pesar de su temprana edad, en la que debería estar transitando en medio de juegos, amiguitos y colegio, Andrés Camilo, consiente de la realidad, no se queda atrás y también se suma al clamor universal para que todos permanezcan en casa y guarden aislamiento preventivo.

“Que se queden en casa, con la fuerza y agarrado de la mano de Dios, todo va a salir bien y estas ayudas van a llegar”, puntualizó.

Fuente
Sistema integrado de Información