Taxistas en Bogotá
Freddy Contreras conducía un vehículo en arriendo.
Rcn Radio
28 Ene 2020 08:00 AM

Taxistas y conductores de plataformas pactan no irse a los golpes en la calles de Bogotá

Juan Manuel
Vargas Ovalle
@pilotoestereo
El pacto se dio luego de los recientes casos de violencia registrados en Bogotá.

Líderes de los gremios de taxistas y representantes de los conductores de vehículos particulares que trabajan con plataformas como Beat, Didi o Uber  en Bogotá, llegaron a un acuerdo de no agresión para trabajar en las calles de la capital del país. 
 

 

El encuentro tuvo lugar en la avenida Primero de Mayo con carrera 50 en el sur de la ciudad y fue motivado a raíz de los recientes casos de agresiones mutuas entre conductores de taxis y quienes trabajan con las plataformas móviles.El último caso de agresión se registró durante la noche del viernes y la madrugada del sábado en el sector del barrio Restrepo, cuando varios vehículos resultaron afectados, luego de una serie de agresiones mutuas que terminaron con la intervención de la Policía. 

"Entendemos que cada quién tiene que llevar el sustento a su hogar para su familia, trabajo hay para todos independientemente de que haya o no una regulación. Todos somos conductores y estamos buscando el pacto de no agresión para poder trabajar porque al fin y al cabo los beneficiados somos nosotros mismos y los usuarios que eligen si deciden si tomar un taxi o servicio de plataforma", dijo Juan Carlos Cubillos, vocero de los conductores de plataformas. 

Los taxistas manifestaron que quieren trabajar en paz y sin recurrir a la violencia.

"En el sector de los taxis no apoyamos la violencia en ninguna de sus modalidades, ni física ni verbal y tampoco apoyamos la ilegalidad, pero eso no es competencia de nosotros, eso es competencia el Gobierno Nacional que tiene que darnos solución absolutamente a todos, tanto a las plataformas como a los taxistas", aseguró uno de los representantes de ese gremio. La

Policía de Bogotá acompañó el encuentro para garantizar que se llevara a cabo en tranquilidad. Según los conductores, ambas partes se mostraron conciliadoras y abiertas al diálogo y el objetivo es que durante las jornadas de trabajo puedan estacionar, tomar café o recoger y dejar pasajeros sin la zozobra de iniciar una confrontación violenta. 

Fuente
Sistema Integrado de Información