Hombre esposado
Aún está pendiente la condena que recibirá.
Pixabay
29 Abr 2019 06:48 AM

Hombre confesó que ahorcó con una soga a su mujer por celos

María Alejandra
Rodríguez Forero
@MaRodriguezF_
En audiencia de juicio oral, el detenido reveló cómo acabó con la vida de su exesposa en noviembre de 2017.

Luego de ser presentado en audiencia de juicio oral ante un juzgado de Neiva, Edgar Alexander Calderón Algarra confesó que en la madrugada del 18 de noviembre de 2017 asesinó a su esposa Gina Paola Manrique, una reconocida empresaria de la capital del Huila.

En la diligencia que se cumplió ante el Juzgado Primero penal del circuito de Neiva con funciones de conocimiento, el detenido reveló que en medio de un ataque de ira acabó con la vida de la mujer de 38 años de edad, en una vivienda ubicada en el barrio El Cedral de esta ciudad. 

Lea aquí: Hallan fluidos biológicos en la casa de Juan Valderrama que podrían ser de chilena

El hombre, quien es profesional en Mercadeo y Publicidad, aseguró que atacó a su excompañera sentimental cuando ella le confesó que desde hace un tiempo se encontraba en una relación con otra persona y que pensaba restablecer su vida con esta.

Relató que en medio de un episodio de celos y rabia tomó una soga y la ahorcó.

“En el patio vi una soga y lo que se me vino a la cabeza fue devolverme y pasársela por el cuello y ahorcarla (...) no la solté hasta que sentí que no se movía más. Trató de cogerme las manos pero mi estado y la rabia que tenía era mucho más grande que la resistencia que ella puso", dijo en la diligencia. 

Es de recordar que los exámenes realizados mostraron que el cuerpo de la mujer presentaba signos de asfixia mecánica y golpes en el rostro y las piernas.

Luego de cometer el crimen, el sujeto recreó toda la escena para hacer pensar a las autoridades, familiares y allegados, que se trató de un suicidio.

Otras noticias: Celópata es sentenciado a 20 años de cárcel por asesinar a su cuñado

"La dejé ahí con un lazo extendido, pasado por el cuello (...) los mensajes de WhatsApp de esa noche los mandé yo para hacer parecer que como si ella se hubiera quitado la vida. Escribí en el celular de ella y contestaba en el mío”, sostuvo Calderón Algarra.

En la confesión, el procesado también pidió perdón a la familia de la víctima, "nada justifica lo que hice, le pido a Dios perdón por lo que cometí, perdón a mis hijos porque son los que más están sufriendo, perdón a la mamá, al papá y a sus hermanos”.

Por estos hechos el hombre señalado del delito de feminicidio podría pagar una condena entre 41 y 50 años de prisión.

Fuente
Sistema Integrado de Información