Rallador de queso
Las imágenes fueron publicadas por un amigo del joven
Captura de imagen
4 Oct 2019 04:15 PM

Joven se quitó tatuaje de su brazo con rallador de cocina

Laura María
Sánchez Pico
@LauramSanchezp
La historia del hombre es tendencia en redes sociales.

Hay quienes aseguran que una de las decisiones más difíciles de tomar durante la adolescencia, se asocia con la realización de un tatuaje. La técnica, el lugar, el diseño y el tamaño son factores determinantes que permiten que el cliente quede satisfecho con la ejecución del dibujo.  

Sin embargo, hay casos en los que el afán y la economía llevan a que los jóvenes se realicen tatuajes en su cuerpo, sin premeditar las consecuencias. Este es el caso de un joven de 21 años que es tendencia en las redes sociales por su particular y peligrosa forma de borrar de su cuerpo un tatuaje.  

El hecho, que se remota al año 2017 en Mendoza (Argentina), n0 solo ha causado asombro e indignación en su país, sino que ha llegado a ser tendencia en diferentes partes del mundo.

El joven -que para ese entonces tenía 19 años- no había quedado satisfecho con el diseño plasmado en su piel, por lo que recurrió a buscar en internet cómo borrar la marca de su cuerpo. Utilizando una piedra pómez y poniendo en práctica diferentes métodos encontrados en la web, el joven recurrió a eliminar su tatuaje con un rallador de cocina.  

Aunque para muchos pueda parecer increíble y un tanto descabellado, el adolescente eliminó la marca de su piel, propinándose una fuerte herida.  

Las imágenes, que fueron publicadas en la red y que ya cuentan con miles de retweets y 'Me gusta', muestran el proceso que tuvo que vivir el joven para llegar al resultado final. 

 “Me hice el tatuaje y a la semana quise inscribirme para ingresar en la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Si bien en los requisitos de la web no aparece, me comentaron que no podía trabajar con tatuajes visibles", aseguró el joven a Infobae. 

Y señaló: "El otro motivo sí tuvo que ver con lo estético. Soy muy detallista y no me había gustado cómo quedó el tatuaje”.

Fuente
Sistema Integrado Digital