Perros
Tips para alimentar a su perro... el amigo peludo
Imagen de Free-Photos en Pixabay
6 Sep 2021 12:57 PM

Malvada mujer enterró vivo a su perrito enfermo para no pagarle el tratamiento

Yudy Lorena
Vallejo Gómez
@usako_yudy
El animal tenía fracturadas dos patas y el tratamiento costaba cerca de 10 millones de pesos.

La adopción de una mascota debe ser una decisión analizada con mucho detenimiento antes de tomarla, pues ya sea un gato un perro o cualquier tipo de animal, no solamente requerirá alimentos y cuidados especiales, sino también requiere de un fondo para imprevistos como accidentes o enfermedades que pueden resultar bastante difíciles de pagar, dependiendo la situación económica del propietario.

Un ejemplo de ello es una historia que le da la vuelta al mundo sobre una mujer que terminó siendo sentenciada luego que se comprobará que sometió a su mascota a un terrible acto de crueldad, porque a éste se le fracturaron dos de sus piernas y sufrió daños en sus nervios, lo cual representaba un gasto veterinario de aproximadamente 10.000.000 de pesos.

Todo inició cuando en el 2019 una pareja que estaba paseando a su perro cerca al Worden Park Inglaterra, y de repente los lamentos de un animal los hicieron descubrir a un perro que estaba enterrado en una bolsa de basura y que parecía estar agonizando.

 

 

Sin pensarlo, entre ambos lo sacaron rápidamente y lo llevaron al servicio veterinario, sin embargo, ya habían pasado varias horas y el animal se encontraba en muy malas condiciones, por lo que finalmente los especialistas tomaron la decisión de sacrificarlo para evitarle más sufrimiento.

El hecho le dio la vuelta al país y las autoridades se tomaron el trabajo de analizar cientos de horas de grabación, hasta descubrir que una mujer identificada como Inga Ozola, había sido la autora material del aberrante acto de crueldad.

Al indagar más, descubrieron que la mujer había llevado a su mascota el 9 de abril al servicio veterinario allí una radiografía mostró que tenía una fractura en la pata trasera y también una en la pata delantera, el veterinario le indicó que el tratamiento podía llegar a costar unas 2.000 libras esterlinas y que la otra opción era sacrificarlo para evitar que sufriera.

 

La mujer se fue para su casa y luego de analizar los costos, decidió que era más sencillo meter al animal, aún vivo, dentro de una bolsa e ir a enterrarlo en el parque.

Por estos hechos un juez decidió que la mujer debía recibir una sentencia suspendida de 18 semanas, le prohibió volver a tener una mascota al menos en un año y medio, tendrá que pagar 120 horas de servicio comunitario e irónicamente, también tendrá que pagar una multa equivalente a lo que dejó de pagar para salvarle la vida a su mascota.

Fuente
Alerta Tolima