Levantamiento de cuerpo
Levantamiento de cuerpo
Alerta Bogotá
13 Jul 2022 08:00 AM

Detalles del sicariato al notario 76 de Bogotá en una calle de Engativá

Héctor Santiago
Guaman Espinosa
El crimen contra José Francisco Barina Ortiz de 55 años de edad, se presentó en la Calle 49 A con Avenida Boyacá.

El notario 76 de Bogotá fue el hombre asesinado por un sicario, quien al parecer utilizó un ‘fierro’ dotado con silenciador, en las horas de la noche del pasado martes 12 de julio de este año en un importante corredor vial del noroccidente de la capital del país. 

Se trata de José Francisco Barona Ortiz de 55 años de edad, quien recibió varios impactos de bala por parte de un matón que seguía al señor vistiendo ropa de color gris, a la altura de la Avenida Boyacá con la Calle 49 A, sector Normandía, localidad de Engativá. 

También lea: Notario fue asesinado a bala en el barrio Normandía

Se pudo establecer que el funcionario se desplazaba por esa zona de la capital tras salir de su oficina, a eso de las 8:00 pm, con el ánimo de recoger su carro particular, estacionado a unas tres cuadras, cuando de repente lo interceptó el matón, para arrebatarle la existencia. 

La coronel Ana Gabriela Gutiérrez, comandante de la estación de policía en la localidad de Engativá, dijo en el noticiero Alerta Bogotá que Barona Ortiz cayó sobre la acera sin signos vitales, frente a un establecimiento nocturno. 

Agentes de la Policía Metropolitana (Mebog) y unidades de criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación CTI de la Fiscalía General de la Nación hicieron presencia en el sitio para acordonar la zona y adelantar las labores de inspección y traslado del cadáver hacia la sede del instituto de Medicina Legal en medio de una gigante nube de curiosos. 

Le puede interesar: Papa criolla, yuca y coliflor bajaron de precio para este miércoles 13 de julio

A esta hora, sabuesos especiales tratan de dar con la identidad y el paradero del homicida para así establecer por qué mataron al notario 76 de Bogotá, quien según sus familiares, no tenía amenazas de muerte en su contra.