Captura a funcionaria de Transmilenio
Ciudadanos rechazaron el procedimiento de los policías.
Captura de video
13 Ene 2020 06:47 AM

Le ponen los ganchos a funcionaria de Transmilenio por no dejar colar a policías de civil

Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong
El hecho se presentó en la estación Jiménez.

Un video que circula en redes sociales desató una polémica sobre lo que sería un presunto abuso de poder por parte de la Policía, con una funcionaria en una estación de Transmilenio

Los hechos se registraron en la estación de la Jiménez, centro de la ciudad, hasta donde llegaron varios uniformados de la Policía y procedieron a detener a una trabajadora de la empresa Recaudo Bogotá.

Según la explicación que da el hombre que grabó los hechos y algunos usuarios en redes, la mujer fue aprehendida porque impidió el libre acceso a la estación y sin pagar pasaje a un uniformado de la Policía que iba junto a otras personas, de quienes habría asegurado que también eran policías, pero que estaban de civil.

La negativa de la funcionaria por no permitir el ingreso sin pagar pasaje de las personas que no portaban uniforme de la institución, desató un procedimiento policial en el que llegaron varios uniformados a la estación y esposaron a la mujer, le pidieron su cédula y le solicitaron que se quitara los cordones, además de asegurar, como se escucha en el video, que sería conducida a una Unidad Permanente de Justicia (UPJ).  

Detención a funcionaria de Transmilenio

En medio de la situación, la funcionaria se torna molesta con el procedimiento y se niega a quitarse los cordones de sus zapatos y pide que le quiten las esposas, asegurando que la estaban tratando como una ladrona, insistiendo que negó el acceso a los civiles en cumplimiento de sus labores

Tras entregar su cédula y pedir que fuera llamada su jefe, la supervisora, para ponerla al tanto de la situación, la mujer es retirada de la estación y esposada a la cerca de un árbol.

Entre tanto la funcionaria cuestiona: “¿Por qué me tienen que tratar así? Me están tratando como una vil ladrona y yo lo que estaba haciendo era un protocolo. ¿Cómo me van a mandar a la UPJ si no hice nada?

El joven que graba todo el procedimiento trata de explicarle a los uniformados que la mujer no tenía la intención de impedir el paso de los policías, pero que tampoco tenía cómo comprobar que las personas que estaban cruzando sin pagar pasaje eran de la institución. “Así como paran a cualquier colado, ella tuvo que pararlos a ellos, es su trabajo”, dijo el hombre, quien fue ignorado por la autoridad.

Posteriormente un oficial se acerca a la mujer y le explica que Transmilenio tiene un convenio con la Policía Nacional “en el que todos los policías, uniformados, ingresan, sin problema”.

La trabajadora le refuta que el uniformado que ingresó, también permitió el paso sin pagar de varias personas que no portaban el uniforme de la institución y que ella lo que hizo fue impedir el ingreso mientras llamaban a la supervisora para que autorizara el paso de las personas de civil.

Ante esto el oficial le cuestiona que si todos los policías para ingresar tienen que identificarse con ella y finalmente le dice que van a revisar las cámaras para determinar si en realidad se trataba de policías de civil. 

Convenio con Transmilenio

Pese a la explicación del oficial encargado de la zona sobre un convenio entre Transmilenio y la Policía para que los miembros de la institución tengan libre ingreso sin pagar pasaje, existe un decreto en el que se aclara que para que dicho acuerdo se cumpla, los policías deben estar portando el uniforme que los identifica como policías.

El artículo 2 del decreto 459 de 2015, indica las Condiciones para el libre acceso.

"Para garantizar el libre acceso al sistema integrado de transporte público de Bogotá D.C., el personal de la Policía Nacional deberá estar debidamente uniformado de conformidad con lo establecido en la Resolución 3372 de 2009 expedida por la Dirección General de la Policía Nacional, o en la norma que la modifique, adicione o sustituya", establece el artículo.

Es decir que, en caso de que se llegara a comprobar que las personas que ingresaron al sistema sin pagar pasaje sí pertenecen a la institución, la funcionaría no habría cometido alguna falta al impedir el ingreso por no estar portando el uniforme.

Fuente
Sistema Integrado Digital