Primera Línea
Primera Línea
21 Feb 2022 12:00 PM

Promotores de la 'primera línea de Suba' llamados a juicio por la Fiscalía

Jenny
Rocio Angarita
@jennyr2207
Los cinco jóvenes supuestamente participaron de los enfrentamientos y disturbios que se dieron en medio del paro nacional.

La Fiscalía General de la Nación llamó a juicio a los supuestos líderes de la denominada 'primera línea' de la localidad de Suba (noroccidente de Bogotá), por los hechos de violencia en los que habrían participado en medio del paro nacional que inició desde el miércoles 28 de abril de 2021. 

Ante el Centro de Servicios del Complejo Judicial de Paloquemao, la Fiscalía radicó el escrito de acusación contra Jhonatan Stiven Cortés Aldana (conocido con el sobrenombre de Z-119), Karina Yurley Cepeda Andrade, Andrés Felipe Rodríguez Chávez, Julián Andrés Moreno Otero y Maura Valentina Díaz Flórez, por los delitos de secuestro, tortura, terrorismo, concierto para delinquir, violencia contra servidor público, daño en bien ajeno y lanzamiento de objetos peligros.

Lea además: TransMilenio responde a protestas de conductores sobre condiciones laborales

De acuerdo con la Fiscalía General, existe evidencia como videos, fotografías e interceptaciones telefónicas, además de las declaraciones de testigos, que vinculan a los cinco jóvenes con el grupo de la denominada 'primera línea' y los ataques contra la fuerza pública que ocurrieron en medio de las protestas del paro nacional en la localidad de Suba.

Entre las pruebas que recopiló la Fiscalía se encuentran los hechos de violencia contra los integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y las viviendas de la zona. 

Se espera que la audiencia de acusación se realice el próximo jueves 21 de abril ante un juez de conocimiento de Bogotá, donde el delegado de la Fiscalía continuará revelando detalles de los hechos se secuestro en los que también habrían participado. 

Vea también: Señalados de actos vandálicos contra hotel en Bogotá no se saldrán con la suya

A los procesados se les investiga por los ataques ocurridos entre el 22 de junio y el 9 de agosto, entre los que se encuentra la utilización de bombas incendiarias contra las patrullas de la Policía, al igual que los daños causados contra establecimientos de comercio ubicados en la avenida Ciudad de Cali con calle 139, así como en otros sectores de la misma localidad. 

También se les investiga por las lesiones causadas a un policía que, posteriormente, fue amenazado de muerte. Además, se reportó que en el mismo hecho un taxista fue también fue afectado al estrellar su vehículo contra un carro de la Policía Nacional.