Cárcel
Uno de los asesinados en Bogotá estaba en prisión domiciliaria
Pexels
21 Ago 2022 10:50 AM

Una de las personas masacradas en Bogotá debía estar en casa por cárcel

Johan Sebastián
Gómez Rojas
@gomez_j1
Claudia López reveló que este hecho se presentó por un ajuste de cuentas.

El pasado viernes 19 de agosto, los bogotanos se levantaron con la trágica noticia de que cuatro personas fueron asesinadas y dejadas en bolsas dentro de una camioneta en el norte de Bogotá. Con el pasar de las horas, se han venido conociendo nuevas pistas sobre las víctimas y sus verdugos. 

Durante este fin de semana, las autoridades han entregado detalles sobre el recorrido que realizó la camioneta, demostrando que en la mañana del jueves 18, se logró observar el vehículo en la carrera 58 con calle 137, posteriormente la Toyota es vista en el peaje de los Andes, alrededor de las 10:42 de la mañana. 

Le puede interesar: Este fue el recorrido de la camioneta en la que aparecieron cuatro muertos en el Norte de Bogotá

Lo siguiente que se sabe es que a las 7 de la noche la camioneta vuelve a la capital y es abandonada en la Autopista Norte con calle 223. En su interior estaban cuatro personas de las cuales ya se conoce su identidad, se trata de tres ciudadanos colombianos; Juan Carlos Useche, Leonardo Sanabria, Leidy Betancourt y un venezolano Eiler José Perosso Zabala. 

Lo curioso de este suceso es que uno de los fallecidos se encontraba cumpliendo una condena bajo detención domiciliaria, se trata del ciudadano extranjero, Perosso Zabala, quien era presuntamente un escolta de Useche y tenía antecedentes judiciales, por lo que estaba pagando actualmente una condena domiciliaria. 

 “(Perosso Zabala) ya tenía antecedentes criminales por posesión de armas. Había sido capturado por la Policía, judicializado por la Fiscalía y estaba, supuestamente, en pena privativa de libertad domiciliaria. Aquí hay una falla del Inpec: tenían un preso bajo su custodia y no la hizo efectiva. Ni estaba detenido en su domicilio, ni cumplía con su pena”, reveló la alcaldesa Claudia López. 

“Perosso, evidentemente, no estaba en su domicilio ni cumpliendo su pena, continuó en actividades para delinquir y terminó asesinado en este hecho”, expresó López.

Por otro lado, Useche era un expolicía, quien se dice estaba involucrado con actividades ilegales; Sanabria, era aparentemente escolta del exuniformado y Alejandra Betancourt, era la pareja sentimental de Useche. 

Lea también: Estas son las identidades de los cuatro cuerpos dejados en bolsas dentro de camioneta en Bogotá

Durante la rueda de prensa se reveló que este hecho se presentó por un ajuste de cuentas, “entre estructuras delincuenciales de narcotráfico y presuntamente lavado de activos”. 

Finalmente, la mandataria comentó que la Policía y la Fiscalía se encuentran investigando este lamentable hecho para dar con los responsables. 

Fuente
Sistema Integrado Digital