Operativos de control a bares de Soacha
Operativos de control a bares de Soacha
Cortesía
30 Jul 2020 09:43 PM

Bares quieren que los dejen vender traguito en piloto de reapertura

Martha
Olaya
@Marthaolaya1
"No vemos un problema que una persona se pueda tomar una cerveza o una copa de vino".

Pese a que el gremio de la industria de bares y establecimientos nocturnos celebró el aval del gobierno para reabrir los gastro bares y restaurantes tanto en municipios no Covid como en los de mediana y baja afectación, les preocupa el hecho de que en esos pilotos no se permita el consumo de licor.

En ese sentido el presidente de Asobares, Camilo Ospina, hizo un llamado al Gobierno a replantear esta medida: “Pedimos que se reconsidere la decisión de este decreto para que las pruebas pilotos puedan ser una realidad y más en sector que cumple 134 días paralizado”.

Lea además: Economía de la eurozona se contraerá el doble que sucedió en la Gran crisis financiera

Ospina añadió que el 76% de las inversiones de este sector provienen de los ahorros de sus dueños. “No solo pensemos en el consumo de licor, pensemos que habían inversiones, el 76% de ellas echas con ahorros personales; ahí se van sueños cuando se cierra un establecimiento, se quedan miles de personas sin empleo”, dijo.

A su vez el presidente de Acodres, Henrique Gómez, se mostró en desacuerdo con “la prohibición de servir bebidas alcohólicas en los pilotos, cosa que lamentamos mucho porque no vemos un problema que una persona se pueda tomar una cerveza o una copa de vino". 

"Pero el hecho de que nos permitan implementar pilotos servirá para no acelerar el cierre de restaurantes”, agregó.

Indicó que desde que inició la emergencia sanitaria se han hecho tres observatorios económicoslos cuales confirman que se han perdido casi 220.000 empleos en el sector del entretenimiento nocturno.

Más en: Dominic Wolf, el youtuber alemán que defiende a Shakira por canción ofensiva de raperos

Según estimaciones del gremio en el país hay más de 502.000 establecimientos nocturnos cerrados  lo que ha afectado los ingresos de más de 200.000 personas.