Capturan proxenetas
Capturan a ladrones
Captura de video
4 Sep 2021 05:53 PM

¡Degenerados! Red de proxenetas pagaba a niñas por servicios sexuales

Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe
Tres presuntos responsables fueron capturados en el suroeste antioqueño.

En Jardín capturaron a Andrés Mauricio Ríos, alias 'El Arepero', Uriel Hernán Zapata y Ramón Giraldo Gutiérrez, alias 'Pillao', quienes presuntamente ofrecían dinero a niñas a cambio de servicios sexuales en el suroeste antioqueño.

La directora seccional de la Fiscalía en Antioquia, Liliana Castañeda Salazar, confirmó que el grupo delincuencial ofrecía también regalos a las menores de edad entre los 13 y  17 años, a cambio de servicios sexuales con hombres de la región.

"Se trata de tres hombres que estarían captando a menores de edad para encuentros sexuales en fincas del Suroeste antioqueño. Según la investigación adelantada, desde el año 2019, en el municipio de Jardín, una red criminal, estaría dedicada al parecer, al proxenetismo con menores de edad, al parecer, ofrecían dinero a mujeres entre los 13 y 17 años".

Lea también: Ladrones se ‘tumbaron’ cargamento de cigarrillos en una calle de Bosa

Por su parte, el mayor Jorge Rubio, jefe de Protección y Servicios Especiales de la Policía, dijo que durante la investigación, se logró recolectar abundante material probatorio como interceptación a líneas telefónicas, reconocimiento en álbumes fotográficos y la infiltración de un agente encubierto para lograr dichas capturas.

De acuerdo con la información de los investigadores CTI, alias 'El Arepero' sería el encargado de reunir a los clientes para los encuentros sexuales con las menores de edad.

Le puede interesar: Superman López se emberracó y tiró la bici... Se retiró de la Vuelta a España

Los capturados no aceptaron los cargos imputados por los delitos de concierto para delinquir y proxenetismo con menor de edad. Todos quedaron a disposición de las autoridades competentes.

Según las investigaciones, la red de proxenetismo se había conformado desde hace más de dos años, tiempo en el que los presuntos responsables engañaban a la menores de edad y las llevaban a fincas del municipio.