El caso del expolicía que mató a su medio hermana luego de tener una hija que nunca apareció
El caso del expolicía que mató a su medio hermana luego de tener una hija que nunca apareció
Archivo
21 Oct 2022 07:54 PM

El caso del expolicía que mató a su medio hermana luego de tener una hija que nunca apareció

Camila
Castillo
@yineth_cas
A pesar de todas las pruebas que apuntaban al expolicía este siempre dijo que era inocente.

La familia Cuervo vivió una dramática historia tras el amor que se despertó entre medio hermanos y que terminó en tragedia para todos, luego de revelarse una realidad en la que existió incesto y se echó a perder la vida de tres personas.  

El pasado 7 de agosto del 2009 en Ibagué, Tolima, encontraron a la orilla de la quebrada Chipalo  el cuerpo sin vida de una adolescente de 17 años de edad; el cadáver correspondía a Angie Tatiana Cuervo quien había desaparecido hacía tres días cuando según su madre se había ido a cumplir una cita en compañía de su bebé de 11 meses con su medio hermano, quien era policía y estaba de permiso por esos días. 

Le puede interesar: [Video] A choro le dieron de baja cuando intentó hacerle la vuelta a pensionado de la Armada ¡Le salió el tiro por la culata!

De ahí inició una investigación para saber que había pasado con la menor de edad y su bebé, lo que se conoció es que una amiga del colegio se encontró a Tatiana y su hija Daniela en el bus que de Venadillo la llevaría a Ibagué, según esta testigo, su compañera le dijo que se iba a encontrar con el papá de su hija que era policía.  

Así pues, los vecinos del barrio Saladillo, en la capital del Tolima indicaron que, si vieron una adolescente esperando ansiosa a una persona, que llegó a recogerla en moto, de ahí no se sabe más de la madre e hija. 

Lo cierto es que, al indagarle al medio hermano de Tatiana, él respondió que no tenía nada que ver con el crimen de sus familiares, pero poco a poco la investigación dio indicios que la moto había sido parqueada en el río donde fue encontrado el cuerpo sin vida.  

Pero lo que más determinó que Jhon Andrés Cuervo era culpable fue su misma justificación de lo que estaba haciendo en la mañana que desapareció su hermana, pues decía que estaba tal vez tomando un café, y alistándose para ir donde un tío, versión que fue confirmada, pero no en las horas que él indicó.  

Lo que más llamó la atención de la fiscalía fue lo que la menor de edad indicó en su casa cuando quedó en embarazo, que su bebé era de su hermano mayor que le llevaba 5 años y que cuando naciera iba a pelear para que Jhon Andrés la reconociera, por eso, los padres de la víctima le dieron el cordón umbilical que guardaban desde el nacimiento de la criatura, esto para someterlo en una prueba de ADN para determinar si el crimen se había cometido por este motivo, pues una calificación de mala conducta arruinaría la excelente carrera que llevaba Jhon en la policía. 

Lo anterior porque había dejado una menor de edad embarazada, era su medio hermana, no estaba respondiendo por su hija y esto no le dejaría cumplir su sueño de especializarse en Estados Unidos y escalar en este campo profesional.  

El resultado de dicho examen arrojó que el implicado en el asesinato de la mujer que tenía golpes contundentes en su cuerpo y falleció por asfixia por sumersión (ahogada) si era el padre biológico de Daniela, bebé que desapareció junto a su madre y que hasta el momento no se conoce el paradero ya que, Jhon Cuervo que enfrenta una condena de más de 40 años y sigue negando su participación en el crimen, por eso aún no se conoce que destino tuvo la pequeña inocente.  

También puede leer: Nuevos hallazgos en el caso de niño usado para ritual satánico: muñeco vudú y libros de brujería

Ahora, Hermes Cuervo lleva en su mente a su hija asesinada por su hijo y el que a pesar de los años nunca hayan encontrado a su nieta. El único consuelo que le quedó fue su hija menor quien en su momento, se dio cuenta que el que empezó a buscar una relación amorosa fue Jhon y quien desafortunadamente dañó la paz de todos.