Muñeco vudú fue encontrado cuando capturaron a los responsables por la desaparición de Maximiliano.
Cortesía Policía
21 Oct 2022 09:10 AM

Nuevos hallazgos en el caso de niño usado para ritual satánico: muñeco vudú y libros de brujería

Karen Andrea
Ramírez Otálvaro
@Kr07_10
Los vecinos del pequeño Maximiliano sospechaban que su familia estuviera involucrada en su desaparición.

Los nuevos hallazgos del caso de desaparición del niño Maximiliano Tabares no dejan de sorprender. En las últimas horas la Policía Nacional evidenció que, en la casa de los capturados fueron encontrados muñecos vudú y libros de brujería, además de un arma cortopunzante y algunas sustancias. 

El macabro hallazgo dejó atónitos a los vecinos del pequeño, quienes, al parecer sospechaban que su familia estuviera detrás de su desaparición. 

Lea también: Niño habría sido usado en un ritual satánico para encontrar una guaca: detalles escabrosos

El allanamiento que fue adelantado por la Dirección de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación a través del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), se realizó en los municipios de Segovia y Bello (Antioquia), donde fueron capturadas las seis personas que están relacionadas con la desaparición de un niño.

Los implicados, entre ellos la madre del menor, su abuela y su padrastro hacen parte de una secta satánica que se hacía llamar “Los Carneros”. 

Al parecer, el padrastro de la víctima era el encargado de liderar la secta en la que realizaban ritos satánicos para ubicar huacas de oro y en medio de estas actividades, el hombre convenció a la familia de que el menor estaba poseído por un espíritu para lograr su desaparición. 

Libros de esoterismo, brujería, magia y "El Anticristo" fueron allanados por la Policía, quienes determinaron a través de las investigaciones que, además de las prácticas esotéricas la familia se dedicaba al negocio de la minería. 

Le puede interesar: A muchacho lo mataron a cuchillo y lo tiraron desde un carro en Fontibón

Entre los capturados también se encuentra un hombre conocido como ‘Orejas’, quien presuntamente visualizaba “espíritus” y trasmitía al líder las peticiones que estos le hacían. Este hombre y su pareja, también capturada, residían como inquilinos en el mismo domicilio del niño desaparecido.

Adicionalmente, el testimonio de un exintegrante de ‘Los Carneros’ permitió establecer una posible relación directa entre los intereses de la secta para encontrar oro a través de “espíritus” con la desaparición del niño.