Denuncian a médico domiciliario de la empresa SAMID por agresión verbal y casi física en en el conjunto La Frontera de Ibagué
Señalan que le hicieron una observación por la supuesta mala prestación del servicio del médico Erick Valencia y se ‘salió de los chiros’
Jennifer Bernal
3 Ago 2021 11:26 AM

Médico domiciliario se salió de los chiros e insultó a paciente inconforme con su servicio

Yeison Andrés
López Castañeda
@YeisonL93647730
Señalan que le hicieron una observación por la supuesta mala prestación del servicio del médico Erick Valencia y se ‘salió de los chiros’,

El caso habría sucedido ayer hacia el medio día en el interior de uno de los aparamentos del conjunto residencial La Frontera, en inmediaciones de Entrerríos en Ibagué, donde al parecer un médico domiciliario se habría exaltado por un reclamo frente al procedimiento que efectuaba a la hora del día y que no tenía satisfechas a las personas que habían solicitado el respectivo servicio.

Según la abogada Jennifer Bernal, quien hace parte de la Red de Mujeres de Ibagué, “Habíamos solicitado el servicio de la empresa SAMID, (Servicio Asistencial Médico Integral Domiciliario) para que atendiera a una familiar en el apartamento. En ese momento le hice una observación porque no me gustó el procedimiento realizado y fue cuando todo se salió de control”, manifestó la denunciante.

 

 

“La denuncia como tal es contra el médico Erick Valencia, quien llegó a mi lugar de residencia para atender la consulta médica de un familiar y este señor prestó un servicio muy deficiente por lo que no estaba de acuerdo. Me cobraba 80 mil pesos por la consulta, pero no hizo la respectiva canalización para el suministro de unos medicamentos que debían inyectarle”, acotó la mujer.

La situación pasó de castaño a oscuro, al parecer cuando Jennifer fue a cancelar los 80 mil pesos al enfermero que acompañaba al médico y le hizo la observación  del mal servicio prestado por el profesional de la salud, lo que lo hizo ‘salir de los chiros’ lanzándole cualquier clase de improperios.

 

 

“A este señor no le gustó que le reclamara y comenzó a insultarme, a decirme cosas, no respetó primero que estuviera en mi casa y segundo, hacerlo delante de mi pequeña hija de 8 años de edad, menor que estaba en shock al ver como me trataba este señor”, puntualizó Bernal.

“Traté de comunicarme con la empresa para poder la queja respectiva pero no quisieron darme razón alguna. No entiendo como una persona como estas que debe tener contacto con la gente se comporte de esta manera, la verdad que me tiene muy indignada: si me trató mal y eso que conozco de leyes, como será con las personas de la tercera edad, una persona de estas no debería laborar en esto”, finalizó la integrante de la Red de Mujeres de Ibagué.

Fuente
Alerta Tolima