Puñaladas
Puñaladas
Inaldo Pérez
11 Mayo 2022 11:00 PM

Mujer maltrataba física y emocionalmente a su pareja hasta que lo mató

Johan Sebastián
Gómez Rojas
@gomez_j1
En ocasiones llegaba a casa de su madre, con marcas en su rostro, pero al preguntarle tan solo evadía lo sucedido.

La madre de Simon Gilchrist cuenta la historia de su hijo, que fue apuñalado en el año 2004 por su esposa, quien abusó física y emocionalmente de él, mientras estaban en la relación. 

Jose Linnane, madre de la víctima, comenta que en el año 2002 su hijo conoció a Caroline Mawhood “parecía una chica buena”, pero todo desde el inicio fue muy rápido “empezaron a salir y en muy poco tiempo estaban viviendo juntos en York, Reino Unido”, esto no fue sorpresivo, ya que Simón estaba enamorado profundamente de la joven

Le puede interesar: Pasajero de un avión tomó el control y aterrizó la nave porque el piloto quedó inconsciente

Todo parecía normal, cuando los dos enamorados comenzaron a vivir juntos, según comenta Linnane, la mujer estaba embarazada de otra persona, pero, aun así, esto no fue un impedimento para que siguieran juntos, “Simon, fue a todas las clases prenatales e hizo todo como si fuera su hijo biológico”. 

Tiempo después empezaron a notar cambios en su comportamiento, ya que no lo veía hace un tiempo, pero cuando aparecía nuevamente, su mujer lo llamaba constantemente y no respetaba su espacio personal. Aparentemente era algo normal, debido a que su hijo hacia bromas con lo sucedido, sin dejar alguna señal de advertencia sobre este hecho “hacía bromas; comentarios como que ella lo tenía bajo control”. 

El tiempo iba pasando y cada vez las señales eran más contundentes, según recuerda Linnane, en ocasiones llegaba con marcas en su rostro, pero al preguntarle tan solo evadía lo sucedido “¿Cómo te lo hiciste? ¿Qué pasó, Simon? Simplemente lo ignoraba y cuando le pregunté si estaba seguro, recuerdo que dijo: '¡Oh, sabía que dirías eso!”. 

Unos meses después, la vida sorprendió a la pareja con un nuevo embarazo, esta vez el hijo sí sería de los dos. La mamá comenta que intentaba ir cada dos días a preparar la comida para los días siguientes, pero todo empezó a tornarse extraño cuando se dio cuenta que Caroline casi nunca se encontraba en el hogar, mientras su hijo se la pasaba trabajando de sol a sol, además debía dormir en el sofá para cuidar a su hijo en la noche

Linnane comenta: “Incluso si Simón iba a casa de su hermano, no era él mismo. Era una visita rápida de un par de horas y había constantes mensajes de texto y llamadas telefónicas de Caroline. Era antinatural”. 

Lea también: Video: Un tobogán acuático colapsó y varios niños cayeron al vacío

La “gota rebasó el vaso” fue cuando la mamá acudió a su apartamento a visitarlos como era de costumbre, allí se encontró con la gran sorpresa que “había sangre en el suelo frente a su puerta. No había pensado mucho en eso, pero lo junté con las marcas en la cara de Simon, el que no podía ver a sus amigos y no tener tiempo para sí mismo. Puedo ver esto ahora como un comportamiento controlador”. 

La trágica noche fue el 26 de julio del año 2004, Linnane había salido de su nuevo trabajo alrededor de la 6:00 p.m. “Llamé a Simon cuando terminé. Dije que había ido muy bien y tuvimos una pequeña charla. Esa fue la última vez que hablé con él”, añadió. 

En las horas siguientes, lamentablemente recibió la llamada de que Caroline salió de una fiesta y al llegar a su casa apuñaló a su hijo causándole la muerte. 

Después de esto, la mujer fue condenada a cadena perpetua, bajo los cargos de asesinato, aun así se declaró inocente. "En el juicio por asesinato fue cuando me di cuenta de la profundidad de lo que tenía que vivir Simon. Todas las piezas comenzaron a juntarse gradualmente en el juicio. Como su aislamiento, las llamadas constantes, no gastar su dinero en sí mismo, las marcas en su rostro, los gritos que escuchan los vecinos” indicó Linnane. 

Le puede interesar: "Violentísimo impacto contra el suelo": pelada murió por paracaídas que no abrió tras saltar de mil metros

La mujer dice finalmente que decidió hablar hasta este momento, porque en noviembre del 2021 asistió a una charla de víctimas de abuso doméstico, pero se dio cuenta que los casos de los hombres eran “invisibles”, “Comencé a compartir la historia de Simon en noviembre de 2021 y ya dos madres me contactaron. Lamentablemente, sus dos hijos se suicidaron debido al abuso doméstico de sus parejas femeninas”. 

La mamá de Simon, espera que con el caso de su hijo pueda alentar a que otras personas no se queden calladas y denuncien estos casos en las que los hombres sufren de abuso y violencia doméstica “espero que eso pueda llevar a las víctimas a acceder a la ayuda”.