Cómo funcionan los gota a gota y que riesgos corre
Cómo funcionan los gota a gota y que riesgos corre
Colprensa
11 Mayo 2022 01:15 PM

Los gota a gota: cómo funcionan y qué riesgos corre

Paula
Ruiz
@byruizlo
Todas las personas en algún momento han tenido una urgencia económica pero hay que tener cuidado al momento de tomar decisiones aceleradas.

Los “gota a gota” o comúnmente llamados “pagadiario” son préstamos informales facilitados por personas particulares, que ofrecen cierta cantidad de dinero para cubrir una necesidad de alguien que está necesitando una platica urgente. 

La personas con urgencias económicas suelen recurrir a este tipo de préstamos ya que no requieren ningún estudio de crédito previo por parte del prestamista.

Sin embargo, los prestamistas informales, conocidos como los famosos "gota a gota", cobran intereses sobre los préstamos que alcanzan hasta el 15% mensual. 

Le puede interesar: Al gratín: Así puede saber si está colgado y reportado en Datacrédito

Prestamos de dinero
Prestamos de dinero
Imagen de Carlos Andrés Ruiz Palacio - Pixabay

¿Cómo funcionan los préstamos gota a gota?

Es simple, la persona que tenga una urgencia económica acude a un prestamista informal para solicitar la cantidad de dinero que necesita y llega a un acuerdo de pago e intereses. 

Generalmente, son montos menores a $1.000.000, los pagos suelen ser diarios, semanales o quincenales, con plazos de 1 a 5 meses y las razones del préstamo de dinero son para pagar deudas o comprar cosas.  

 

Gota a gota: prestamos de dinero informales
Gota a gota: prestamos de dinero informales
Colprensa

Riesgos de acudir a los gota a gota 

Es importante tener en cuenta que este tipo de prestamos no está regulado por ninguna entidad, es decir que en caso de tener alguna inconformidad o problema no tendrá a quien acudir para reclamos o ayudas. 

Los prestamistas informales cobran tasas de interés del 20%, 30% y hasta 40% mensual, porcentaje que es considerado una estafa por la Superintendencia Financiera; pues si los intereses se dan diariamente, a final del mes resultan siendo más altos. 

Al momento de presentarse atrasos con el pago, en la mayoría de los casos empiezan las intimidaciones por teléfono o personalmente, pueden llegar hasta los abusos físicos, daños a la propiedad y hasta consecuencias fatales.

También se han conocido casos con efectos psicológicos ligados a la fuerte presión que tiene la persona para pagar la deuda con el prestamista informal, llevándola a pedir más préstamos para aliviar el primero y pagando mucho más de lo que obtuvo inicialmente y así se vuelve una cadena interminable. 

 

Fuente
Sistema Integrado Digital