Claudia López, alcaldesa de Bogotá.
Claudia López, alcaldesa de Bogotá.
Colprensa
4 Ene 2020 02:01 PM

Alcaldías de Bogotá y Soacha tendrán como prioridades la seguridad y la movilidad

Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante
Claudia López exaltó que es necesario que la capital tenga en cuenta a los municipios vecinos, en materia de seguridad.

La alcaldesa Mayor de Bogotá, Claudia López, el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García y el alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, aseguraron que buscan articular trabajos para mejorar la movilidad y la seguridad en el centro del país. 

La alcaldesa López aseguró que es necesario que la capital de la República tenga en cuenta a los municipios de sus alrededores en materia de seguridad, al tiempo que afirmó que tienen identificados distintos corredores en las salidas de la ciudad, aprovechados por el crimen. 

“Es imposible entender la seguridad de Bogotá, si no entendemos que Bogotá no es una isla, un planeta en la mitad de la nada y rodeado de aire. Estamos rodeados de los amigos y ciudadanos de Soacha y ellos tienen que estar pintados en nuestra georeferenciación, en nuestros mapas, en nuestros análisis”, explicó.  

Lea además: Por amenazas de muerte a Leyner Palacios, anuncian medidas adicionales

Indicó además que “hasta hoy tenemos identificados los corredores, los causantes, los principales indicadores que están salidos de todo nivel y por eso en adelante, por lo menos Ciudad Bolívar, Bosa y Soacha, trabajaremos coordinadamente siempre en todo, no solo en seguridad”. 

Por su parte, el gobernador García aseguró que hay que combatir la comercialización y consumo de drogas, eliminando fronteras invisibles entre las autoridades, lo que impide el trabajo de las mismas y que se avance en materia de seguridad en la zona sur de Bogotá y municipios aledaños. 

Lea también: Las 'lucas' de los nuevos secretarios de Bogotá

Dijo también que es necesario “articular tareas para que podamos perseguir, de manera conjunta, Bogotá y Cundinamarca, a los delincuentes, a todos los delincuentes, pero particularmente a los que están” comercializando estupefacientes, dijo el gobernador. 

“Hay una frontera invisible que no permite que la Policía de Bogotá y la Policía de Cundinamarca puedan actuar. Lo que queremos hoy es generar ese puente para comenzar a trabajar de manera conjunta”, declaró García.