Así operan las 'motoratas' dedicadas a robar celulares
Así operan las 'motoratas' dedicadas a robar celulares
Facebook
11 Feb 2019 04:34 PM

Así roban celulares estas ‘motorratas’

Esta pareja de choros fue vista en la localidad de Puente Aranda donde dos mujeres dieron papaya y las robaron.

¿El robo de celulares es un delito sin control? Pese a los grandes esfuerzos de las autoridades para acabar con este quebrantamiento de la ley y las medidas que cada ciudadano toma para impedir que le roben su equipo móvil, esa modalidad de hurto no cesa en las grandes ciudades del país

A mediados de diciembre pasado, solo en Bogotá se hablaba de que en promedio se habían registrado al menos 60.000 robos de teléfonos celulares, dejando en evidencia la problemática por este flagelo. 

Le puede interesarProtagonista de un ‘¿Usted no sabe quién soy yo?' ahora será candidato al Concejo de Bogotá

Lo cierto es que pese a las campañas que se han hecho para evitar los robos, muchos ciudadanos no aprenden que con la delincuencia no se puede dar ‘papaya’ porque los pillos están ‘en la juega’ para cometer sus fechorías

En las últimas horas se conoció el video de una cámara de seguridad de una pareja de ‘motorratas’ que se dedican al raponeo y hurto de equipos móviles

Lea tambiénAsí juegan con sus vidas los chuparrueda de Transmilenio

La pareja de pillos, que deja en evidencia la placa de su motocicleta (moto Pulsar NS 200 de placas EDR 56D), es la protagonista de la filmación en donde se roba a dos mujeres casi que sin tocarlas.  

La víctima, sin darse cuenta, le facilitó las cosas a la ‘motorrata’ al no guardar su equipo móvil en un lugar seguro.  

Lea másAsí es la megacaleta de un pillo en moto para cubrir su fierro

Sobre el andén y casi que al acecho de su presa, la pareja de ladrones espera el paso de las dos mujeres. Luego, al ver que llevaba el teléfono en la mano, procede a raponenerla

El hecho conmocionó a la comunidad del barrio Santa Rita en la localidad de Puente Aranda, una zona azotada por los malhechores. 

Por eso, una vez más queda en evidencia que hay que respetar y hacer cumplir el undécimo mandamiento: “No dar papaya”.

En localesEstudiantes encendieron a golpes a ladrón de celulares en Transmilenio

Así roban las motoratas

Fuente
Sistema Integrado Digital