Mambita Ubalá
Gobernación Cundinamarca
8 Sep 2022 01:49 PM

Avanzan diálogos para desbloquear la hidroeléctrica El Guavio, ¿Cuál es la solución?

Si no se levantan los bloqueos que llevan más de 20 días, estaría en riesgo la generación de energía para más de 2 millones de hogares.

Desde las 11 de la mañana se está realizando una reunión extraordinaria en el casco urbano de Mambita en el municipio de Ubalá (Cundinamarca), que tiene como fin levantar las protestas en la zona que ya completan más de 20 días.

También puede leer: A quema ropa 'choros' acabaron con la vida del dueño de un negocio en Madrid, Cundinamarca

Estas manifestaciones han impedido el mantenimiento de la hidroeléctrica El Guavio, poniendo en riesgo el suministro de energía de cerca de 2 millones de hogares.

La Secretaría de Minas de Cundinamarca, el alcalde de Ubalá, Crispín Beltrán, la Defensoría del Pueblo, la comunidad y representantes de Enel, hacen parte de esta reunión.

 El secretario privado de la Gobernación de Cundinamarca, Carlos Guillermo Granados, señaló que por ahora los diálogos avanzan de manera pacífica. "Estamos escuchando a la población y manifestando todo el interés que tiene la Gobernación de resolver la problemática", dijo.

Agregó que "todo está transcurriendo de forma pacífica. Estamos escuchando a la población con toda la atención del caso, esperando que las empresas privadas también puedan hacer su aporte para resolver esta problemática".

Cabe mencionar que hace dos días la empresa Enel advirtió que las unidades de generación que no han podido ser inspeccionadas, aportan 500 megavatios (MW) de los 1.260 MW de la capacidad instalada del activo.

Asimismo, la compañía alertó que de no garantizarse la normal operación en la central hidroeléctrica El Guavio, el próximo 13 y 14 de septiembre quedarían indisponibles las unidades 4 y 2 respectivamente; una situación que dejaría por fuera hasta 500 MW adicionales.

Le puede interesar: Claudia López propone un nuevo transporte para llegar a Monserrate a 'turistear'

La empresa sostuvo que el aplazamiento de mantenimientos de otras plantas que deben cubrir la seguridad energética de Colombia, se traduce en mayores costos de la energía y en la pérdida de la confiabilidad en el suministro del Sistema Interconectado Nacional (SIN).