Claudia López posesión
Otro cambio fue la ampliación de la primera línea del Metro.
Alcaldía de Bogotá
28 Ene 2020 09:37 PM

Claudia López y sus cambios de parecer sobre la movilidad

Transmilenio por la 68, el tema que más se le critica.

En los últimos días, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, realizó varios anuncios sobre el el modelo de transporte público que estructura para la ciudad. 

Una de ellas fue la ampliación del Metro de Bogotá hasta la Calle 100 y la otra, su descontento con la adjudicación de la troncal de Transmilenio por la Avenida 68, la cual deberá hacer al no haberla podido tumbar.

Sin embargo, sus declaraciones frente a estos temas contrastan con las palabras dadas por ella misma en el pasado, ya sea por contradicciones o por tratarse de nuevas medidas que no hicieron parte de sus propuestas de campaña.

El tema más polémico, sin duda, es el de Transmilenio por la 68. La alcaldesa, el pasado 23 de enero, a pocas horas de que se adjudicara la obra, manifestó que nunca quiso construir esa troncal, pero que debía hacerlo en contra de su voluntad: 

"En su momento le pedí al presidente como al alcalde Peñalosa que no abrieran la licitación de Transmilenio por la 68. Lo que hizo él fue abrirla el 1 de noviembre, a los cuatro días que fuimos a las urnas a decir no al Transmilenio y sí al metro".

Esto le valió todo tipo de críticas por parte de quienes aseguran que en realidad sí quería construirla. Si se toma en cuenta sus declaraciones públicas, durante campaña siempre se mostró en contra del proyecto. Pese a esto, hubo un momento en que sí estuvo a favor de la misma.

Esto fue cuando se reveló hace poco más de dos semanas un informe del FND en el que se consideraba a la obra como necesaria para servir de alimentación del Metro de Bogotá.

En ese momento manifestó: “Se consolida el proyecto metro y se ratifica que la primera línea y su trazado hasta la 76 son fundamentales, y que la troncal de la 68 también es la necesaria”.

En cuanto a lo que se refiere al Metro, durante campaña sostuvo que la línea trazada por la administración de Enrique Peñalosa iba a ser la que se construiría (desde Bosa y Kennedy hasta la Calle 76 con Avenida Caracas), pero que dejaría estructurada su ampliación hasta Suba y Engativá por la Calle 80.

Sin embargo, en los últimos días reveló que adicional a lo prometido en campaña, buscaría ampliar la primera línea del metro hasta la Calle 100 con Autopista Norte, al considerarlo un punto crítico de movilidad y también para servir de conexión con la troncal de la Avenida 68.

Fuente
Sistema Integrado Digital