Moscas en las casas vecinas al relleno Doña Juana.
RCN Radio.
20 Nov 2019 09:08 AM

Cundidos de moscas y ratas, así viven los vecinos de Doña Juana, en Bogotá

Carolay
Morales
@Carolaymorales
Los habitantes aledaños al relleno más grande de Colombia piden que les ayuden con el reciclaje.

"Mi casa huele a basura". Así resume su situación doña Sixta Cangrejo, quien ha vivido la mayor parte de sus 50 años en la vereda Mochuelo Alto, zona rural de Bogotá y uno de los lugares vecinos a una enorme montaña de basura: el relleno sanitario Doña Juana

A este lugar llegan por lo menos unas siete mil toneladas de basura de Bogotá y ocho municipios de Cundinamarca. De esas toneladas de basura, solo se recicla un 10 %. Un trabajo que en su mayoría hacen los recicladores informales. 

Esa basura que, de alguna manera está siendo tratada por el operador Centro de Gerenciamiento de Residios (CGR), no es suficiente para mantener lejos los malos olores, las ratas y los miles de moscos que se posan en las casas como la de doña Sixta y unas cien mil familias más, que viven en los barrios aledaños al relleno sanitario.

"Pues no sentamos a la mesa del comedor y mientras unos comen, otros debemos espantar las moscas. Y más duro y cruel, que ojalá lo vivieran, es sentarse a la mesa y espantar los moscos a los niños", narró. 

Los olores son nauseabundos. Para quienes no están acostumbrados a vivir en una casa oliendo a basura, es casi imposible respirar por la nariz. La garganta y los ojos pican.

De repente Marlon, un niño de nueve años -hijo de doña Sixta- sale de su habitación y se sirve el desayuno. Huevos, pan y arroz. Mientras hablamos de cómo es vivir con malos olores, se acuerda que debe tapar el plato de comida para que no llegue una decena de moscas. 

Casa de Sixta, cerca al relleno Doña Juana.
RCN Radio.

"Necesitamos que nos ayuden a reciclar"

Al hablar con por lo menos 15 personas que viven en las veredas de Mochuelo Bajo y Alto, lugares vecinos a la montaña de basura de Doña Juana, piden a los ciudadanos en Bogotá y los ocho municipios en Cundinamarca (Caqueza, Chipaque, Choachí, Fosca, Gutiérrez, Quetame, Ubaque y Une) que se benefician del relleno, "por favor, necesitamos que reciclen".

"La solución es muy sencilla y todos podemos ayudar. Estamos viviendo en unas condiciones que ninguna persona quisiera vivir. Llenos de ratas, moscos y muy malos olores. Nosotros soportamos esto todos los días, necesitamos que nos ayuden a reciclar para que lleguen menos basuras a este relleno", dijo un habitante que pidió omitir su nombre. 

Fuente
Sistema Integrado de Información