Minería en Cundinamarca
Minería en Cundinamarca
Pixabay
12 Abr 2022 09:17 PM

Empresa minera de Cundinamarca busca ampliar permisos ambientales: La comunidad se opone

Camila
Castillo
@yineth_cas
Los pobladores advierten que se está afectando el medio ambiente y no quieren repercusiones en el futuro.

La empresa Epyca S.A.S. está dedicada a explotar gravilla en el municipio del Carmen de Carupa (Cundinamarca) y cumpliendo con el permiso que le concedió la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) busca que le brinden otra licencia para continuar con la extracción. 

Le puede interesar: Hallan serpiente de la que no había rastro hace 10 años en las obras del Metro de Bogotá

En contra de esta solicitud están los líderes ambientales y la misma Personería Municipal que argumenta que no se debe abalar este permiso y que deben irse de la zona.   

En este sentido, se argumenta que dicha empresa lleva 14 años en el territorio y hasta hora están terminando su primera fase de explotación,  por lo que buscan extender su labor en áreas periféricas al municipio que, desde un principio no estaba permitido. 

 En los primeros acuerdos se estaría dejando un margen de 500 metros para no afectar a la población de la parte urbana, pero ahora quieren operar por encima de la seguridad de la colectividad.  

Por su parte, Mauricio Rodríguez, personero municipal de Carmen de Carupa, explica que, “hay una barrera de un polígono de protección de 500 metros sobre el cual no pueden explotar, pero lo que ellos están pidiendo con esta modificación es que los autoricen para poder explotar dentro de esos 500 metros, entonces cada vez más se están acercando al municipio y pues esto causaría un grave perjuicio para el casco urbano y a su población”, ratificó para el medio de comunicación regional Periódico La Villa. 

Otro de los temas que se denuncian es que, Epyca S.A.S. habría incumplido su compromiso ambiental, en cuanto a que debía garantizar el corredor biótico, el paso de agua, siembre de flora y la protección a la fauna; como prueba se induce que, el bosque alto andino conservaba su ecosistema de subpáramo que estaba a una altura de 3.000 metros, pero dicha compañía lo afectó al colmo de mencionar que nunca existió.  

Lea también: A cuchillo limpió se agarraron dos recicladores en plena calle de Bogotá

Para apoyar la anterior versión, Jairo Molina González sostiene que se apoyará de los reportes del Agustín Codazzi y que en consecuencia los habitantes del municipio de Ubaté están sufriendo por el suministro de agua por medio del acueducto ya que, ríos aledaños debían ser cuidados, pero ahora es un hueco.  

Este conflicto de intereses debe ser revisado por las autoridades competentes para evaluar el grado de verdad de las versiones de la colectividad para sancionar o por el contrario permitir más procesos mineros en este espacio del Provincia del Valle de Ubaté, una de las zonas geográficas más altas del país