Viaje en un articulado de Transmilenio, en Bogotá
La multa por no ceder la silla en Transmilenio
RCN Radio
10 Jul 2024 09:02 AM

Esta es la multa que le ponen si no cede la silla en Transmilenio

Óscar
Barrero
El hacerse el de las 'gafas' en Transmilenio le puede acarrear serias sanciones.

TransMilenio es uno de los medios de transporte más utilizados por los ciudadanos en la capital del país. Según la empresa, más de 4 millones de usuarios se movilizan a diario empleando los componentes zonales, cable y troncal.

No obstante, tanto TransMilenio como el SITP, a pesar de facilitar la movilidad de los ciudadanos, presentan ciertos inconvenientes. Uno de los mayores problemas ocurre cuando los buses se llenan durante las horas pico, aumentando significativamente el flujo de personas que abordan el sistema. En estas situaciones, conseguir un asiento se convierte en un lujo, sin importar el color de la silla. Esto provoca la indignación de otros pasajeros, especialmente cuando personas con discapacidad, mujeres embarazadas o con niños en brazos no pueden encontrar un lugar para sentarse. En estos casos, muchos pasajeros fingen estar dormidos para no ceder su asiento.

Lea también: Transmilenio anunció oficialmente cambio que harán con buses y beneficiará a ciudadanos

¿Cuál es la multa por no ceder el asiento en TransMilenio?

Esta actitud, además de ser una falta de cortesía, constituye una infracción según el Código Nacional de Policía. El artículo 146 establece que "no cederle la silla a una persona que lo necesite" conlleva un llamado de atención, ya sea en privado o en público, con el fin de crear conciencia sobre la conducta inadecuada y su impacto negativo.

Aunque la sanción actual se limita a un llamado de atención, la reincidencia en este comportamiento podría acarrear consecuencias más severas. Las autoridades policiales tienen la facultad de imponer multas a quienes persistan en negar un asiento prioritario.

No obstante, la verdadera solución no radica en las sanciones, sino en un cambio de actitud colectivo. La empatía y el respeto hacia los demás deben ser los pilares de la convivencia en espacios públicos como el transporte.

Por ello, es fundamental fomentar una cultura de corresponsabilidad, donde cada pasajero sea consciente de sus derechos y obligaciones. Las campañas de sensibilización y la educación desde temprana edad son herramientas clave para lograr este objetivo.

Lea también: Anuncian drástico cambio que tendrán dos concurridas estaciones de TransMilenio

Más allá de la obligación legal, ceder el asiento a quien lo necesita es un acto de bondad y consideración que contribuye a construir una sociedad más inclusiva y solidaria. Es un pequeño gesto que puede hacer una gran diferencia en la vida de otra persona.