Héroes anónimos en la cuarentena: Los vigilantes
Muchos de los vigilantes tienen que pagar más de dinero para transportarse en medio de la cuarentena.
Inaldo Pérez
17 Jul 2020 10:30 AM

Guardia que mató a plomo a un choro podría ir a la cana

Miguel Ángel
Valencia González
@MiguelValenciaf
Por redes sociales ya hay un colectivo de ciudadanos que busca protegerlo.

El guardia de seguridad que mató a un ladrón en febrero de 2020 podría ir a la cárcel por su acción. El asesinado, estaba junto con una banda delincuencial intentando robar un apartamento en un conjunto residencial en el norte de Bogotá, donde este celador trabajaba. 

 Según cámaras de seguridad que evidencian los hechos, los ladrones de una banda denominada como Los Pachino’ ,  llegaron al lugar, intimidaron a un primer guardia de seguridad de la zona e ingresaron con el fin de lograr conseguir robar una vivienda donde habían unas joyas avaluadas en 5.000 millones de pesos.Una vez los hombres tienen sometido a este primer celador, aparece este otro vigilante, el protagonista de esta historia, que va a terminar posteriormente disparando contra el ladrón. Entre el forcejeo y el miedo, los ladrones emprenden la huida y se suben a una camioneta estacionada a pocos metros de la entrada del conjunto residencial.
 
Cuando los ladrones ya están adentro del vehículo, unos pocos metros adelante de la portería, este guardia desenfunda su revólver y dispara contra el carro. La bala da justamente en la cabeza del ladrón, que conducía el vehículo, quien termina estrellándose contra una pared llena de plantas.
 

En la actualidad, algunos conocedores en la materia sostienen que, a pesar de que el guardia actuó en defensa del conjunto residencial, podría ir preso, pues los familiares del ladrón muerto podrían acogerse a una figura que les permite tener una posición de víctimas en el caso.

La Fiscalía tendrá que determinar todos los elementos probatorios para analizar si el guardia actuó correctamente en un ‘escenario de ausencia de responsabilidad’ o si, disparó contra el ladrón por legítima defensa o cuando este escapaba. En cualquier caso su posibilidad de salir bien librado del proceso no está garantizado. 

Fuente
Sistema Integrado Digital