Una nueva víctima de violencia se dio por la mezcla de licor y armas blancas.
Una nueva víctima de violencia se dio por la mezcla de licor y armas blancas.
Colprensa
19 Mar 2019 02:22 PM

Peladito se tropezó con un ajisoso y fue encendido a lata

Alerta
Bogotá
Un puntazo en el pecho de Jhon Michael Colmenares acabó con su existencia.

Por ponerse de ajisoso lo prendieron a lata en hechos ocurridos en la localidad de Bosa. Fue entre la noche del sábado y la madrugada del domingo que a Jhon Michael Colmenares –quien apenas se acababa de graduar de bachiller– le dio por salir a departir con un grupo de compinches

Mientras estaban ‘Entre copas y amigos’, como la clásica canción de Ismael Miranda, algo inesperado estaría por suceder cuando estaban en medio de las risas y los chistes de unos y otros.  

Lea también: Como a rata en balde: A choro lo cogen a guayo en Normandía en Bogotá

Luego de hacer una broma, un joven en medio de un ataque de ira decidió darle un puntazo con su puñal al joven Jhon Michael

De lo que no se percató el iracundo sujeto es que terminó propinándole un latazo en el pecho, algo que en medio de la ceguera por la rabia acabó con los sueños de un jovencito

Lea más: ¡Como perros! Después de tener sexo dos pilluelos se quedaron pegados  

El origen del tropel 

Todo se inició cuando Jhon Michael salió de su casa para tomarse unos tragos con unos amigos que estaban cerca del CAI de Bosa La Libertad

Luego de unas copitas, otro grupo de jóvenes se sintió ofendido cuando por accidente Jhon Michael rozó con su brazo a uno de los que presentes en el lugar.  

El joven que se sintió afectado “no comió de nada” y sin mediar palabra, con un puñal en mano, le aplicó los santos oleos al dejarlo bañado en sangre. 

De manera prácticamente inmediata Jhon Michael falleció en el lugar en medio del sollozo de sus pareceros que vieron como la vida del joven se iba yendo. 

Los intentos de los panitas del recién bachiller de nada sirvieron y la forma en que compartían sus vidas pasó a ser motivo de simples anécdotas. 

Como era de esperarse, las autoridades se acercaron a este sector del suroccidente de Bogotá donde se adelantan las pesquisas para dar con el paradero del malvado que decidió prender a lata a Jhon Michael. Ya hay retratos hablados de los amigos del finado

Fuente
Sistema Integrado Digital