Gana Gana Ibagué
Suministrada
29 Nov 2019 09:21 PM

¡De película! Choros rompieron el techo de dos negocios y se llevaron tremendo botín

Samuel
Barreto Bonilla
@samuelbarreto33
Los hechos sucedieron en la zona industrial de El Papayo.

Nuevamente los amigos de lo ajeno han atacado en Ibagué, esta vez las víctimas fueron varios establecimientos ubicados en la zona industrial de El Papayo, donde los delincuentes ingresaron y se llevaron una importante suma de dinero en efectivo.

Leer también: Marchas en Bogotá: Entre indígenas, punkeros y estudiantes

El hurto habría tenido lugar en las horas de la madrugada, momentos en los cuales los ladrones rompieron el techo de un punto Gana Gana e ingresaron a él, hurtando una caja fuerte en la que había aproximadamente $1’025.000 en efectivo

Sin embargo, los cacos, no contentos con este botín, rompieron el tejado de un punto trami-servi que quedaba contiguo al Gana Gana. Allí pusieron todo ‘patas arriba’ y se hicieron con $2’500.000 en efectivo.

Luego de revisar que ya no había nada más que robarse, los individuos pusieron pies en polvorosa y huyeron del lugar. 

Ya en la mañana, cuando los empleados encargados de atender esto puntos de servicios hicieron su arribo para iniciar la jornada laboral se percataron que habían sido víctimas de este hurto, dando aviso de inmediato a las autoridades. 

Leer también: ¡Resuelto a plomo! Un fulano muerto y dos heridos de gravedad en medio de una riña

La Policía Metropolitana de Ibagué llegó y luego de entrevistarse con los encargados de los establecimientos iniciaron las labores investigativas, recolectando todo aquello que sirviera como indicio para dar con los responsables de este delito.

Vale la pena resaltar que en los últimos días se han registrado asaltos que van desde el hurto mediante la modalidad de raponazo e intimidación a ciudadanos del común, pasando por hurtos a establecimientos comerciales y empresas cable operadoras que no superan los $5’000.000 de pesos; hasta enormes golpes como el dado al Centro Comercial o el atraco a un comprador de oro que ascendería a más de $450’000.000.